Marchena optará a la reelección como presidente de la Sala de lo Penal del Supremo

El presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, ponente de la sentencia del ‘procés’, optará de nuevo a ocupar dicho cargo después de que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) haya sacado este jueves a concurso la plaza. Su actual mandato vence el próximo 27 de octubre.

Según informan fuentes jurídicas consultadas por El Independiente, el magistrado volverá a presentar su candidatura para presidir la Sala Segunda del Alto Tribunal, donde se investiga y juzga, entre otros, a los diputados y senadores de este país en su condición de aforados.

Marchena, que estos momentos se encuentra redactando la sentencia contra los líderes independentistas, renunció en noviembre de 2018 a presidir el Poder Judicial después de que se publicase el ‘whatsapp’ que el ex portavoz del PP en la Cámara Alta, Ignacio Cosidó, reenvió a un grupo de senadores de la formación. En aquel polémico mensaje se sostenía que, con la designación de dicho magistrado como presidente del CGPJ, el PP “controlaría la Sala Segunda desde atrás”.

Con ese gesto, el juez reivindicó su independencia sosteniendo que “jamás” había aplicado el derecho siguiendo opciones políticas. Desde la Carrera Judicial, se entendió que con su renuncia Manuel Marchena estaba “prestigiando” la malograda imagen de la Justicia. Nunca antes un presidente había dado un paso atrás para presidir el órgano de gobierno de los jueces.

A las puertas de la notificación del fallo por el desafío independentista en Cataluña, el togado ha decidido volver a presentar su candidatura para la Sala de lo Penal. El CGPJ también ha sacado a concurso la plaza del magistrado Luciano Varela, miembro de la Sala que ha juzgado el ‘procés’, quien se jubiló el pasado 9 de mayo.

Asimismo, próximamente, quedarán vacantes otras dos plazas en la Sala Segunda del Supremo. Las correspondientes a las jubilaciones de los magistrados Francisco Monterde y Alberto Jorge Barreiro.