La Diada ya no marca la agenda política de España

Un manifestante, tumbado sobre una estelada durante la Diada de 2019.

11 de septiembre y sesión de control en el Congreso. Si esta coincidencia se hubiera producido el año pasado, el anterior, o cualquier otro a partir de que Artur Mas decidiera de forma irresponsable sumarse al independentismo rupturista por interés propio, Cataluña hubiera centrado, sin ninguna duda, el debate de sus señorías.

Para seguir leyendo pulse aquí