Guardiola arremete contra el Gobierno por las amenazas a Open Arms

Guardiola, junto a Roger Torrent, Carola Rackete y Óscar Camps (Open Arms).

Pep Guardiola y Oscar Camps han aprovechado el acto de entrega de la Medalla del Parlament para arremeter contra el Gobierno de Pedro Sánchez por sus amenazas a la ONG Open Arms. El acto de la Diada organizado por el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha conseguido esquivar por una hora el debate independentista para centrarse en la crisis migratoria. Pero no ha evitado la batalla política, convirtiendo a Guardiola y Camps en armas arrojadizas contra el Gobierno.

“Entre no dejar entrar y no dejar zapar hay matiz verbal pero pocas diferencias de fondo”, ha advertido el ex entrenador del Barça, invitado hoy a glosar el trabajo de las organizaciones que patrullan frente a las costas italianas para restacar a inmigrantes, personificadas en Camps y la capitana del Sea Watch Carola Rackete, protagonista del otro gran enfrentamiento del verano con el Gobierno italiano. “Las amenazas de multas entre Italia y España se parecen demasiado”, ha añadido Guardiola, quien ha arremetido indignado contra la portavoz del Gobierno por haber afirmado que “no hay permiso para rescatar, denegando la obligación del auxilio”.

Entre no dejar entrar y no dejar zarpar hay pocas diferencias” señala Guardiola

“Mientras otros criminalizan” a las ONGs dedicadas al rescate en el Mediterráneo, “esta casa -el Parlament- reconoce vuestra labor y en este gesto esta todo el abismo de diferencia”, ha destacado además Guardiola, distinguiendo claramente entre la actitud a su juicio inmoral del Gobierno y la solidaridad de las instituciones catalanas.

Una distinción que también ha reconocido Camps, aunque con matices. El líder de Open Arms ha criticado duramente al Gobierno español pero ha apuntado también que “ojalá no hubiéramos recibido esta medalla”. Camps ha recordado que “no nos falta ningún reconocimiento, tenemos la Creu Sant Jordi y el Premio Europeo del Año”, pero “cada premio es un disgusto, es asumir que la administración no hará nada”.

El responsable de la ONG, que ha protagonizado este verano un duro enfrentamiento con el Gobierno italiano y especialmente con el ex ministro y líder de la Liga, Mateo Salvini, ha reclamado a los gobiernos europeos “una operación civil o militar para salvar vidas en el Mediterráneo” que sustituya el trabajo de las organizaciones no gubernamentales, a los que no solo no dejan actuar sino que intentan criminalizar, ha lamentado.

Aún así, Camps se ha mostrado convencido se que se acabará imponiendo un cambio en las políticas, quizá movido por el cambio de gobierno en Italia, y se ha mostrado convencido de que su notoriedad les acerca a ese objetivo. “Primero te ignoran, después te difaman, después luchan contra ti, entonces ganas” ha concluido.