Gibraltar libera al petrolero iraní retenido por transportar crudo a Siria

Fotografía de archivo, tomada el 19/7/2019,del petrolero iraní "Grace 1". La Corte de Gibraltar ha decidido este jueves liberar al petrolero , que estaba retenido en el Peñón desde el pasado 4 de julio cuando transportaba crudo a Siria, Horas antes, también habían sido puestos en libertad los tripulantes del buque que había sido detenidos acusados de infringir las sanciones que la Unión Europea tiene establecidas contra Siria por la represión ejercida por el régimen de Bashar al Assad contra la población civil.

La Corte de Gibraltar ha decidido este jueves liberar al petrolero iraní “Grace 1”, que estaba retenido en el Peñón desde el pasado 4 de julio cuando transportaba crudo a Siria, han informado a Efe fuentes del Gobierno gibraltareño.

Horas antes, también habían sido puestos en libertad los tripulantes del buque que había sido detenidos acusados de infringir las sanciones que la Unión Europea tiene establecidas contra Siria por la represión ejercida por el régimen de Bashar al Assad contra la población civil.

Varios de los tripulantes del petrolero iraní ‘Grace 1’, que habían sido detenidos después de que el buque fuera retenido el pasado 4 de julio por las autoridades de Gibraltar, han sido puestos este jueves en libertad.

Fuentes del Gobierno de Gibraltar han confirmado a Efe que algunos tripulantes han sido liberados, aunque no han podido precisar ni la identidad ni el número de los liberados, si bien el diario Gibraltar Chronicle ha informado esta mañana de que se ha liberado tanto al capitán del buque como a los tres tripulantes detenidos.

El Gobierno de Gibraltar decidió el pasado 4 de julio retener en el Peñón al petrolero iraní ‘Grace 1’ cuando transportaba crudo a Siria alegando que el buque estaba infringiendo las sanciones que la Unión Europea tiene establecidas contra ese país por la represión ejercida por el régimen de Bashar al Assad contra la población civil.

Días después, el 11 de julio, el Gobierno gibraltareño detuvo al capitán y otros miembros de la tripulación tras un exhaustivo registro del buque, en el que se intervinieron documentos y dispositivos electrónicos.