Brasil autoriza la extradición de García Juliá, uno de los autores de la matanza de Atocha

Uno de los autores de la matanza de Atocha, Carlos García Juliá.

La Corte Suprema de Brasil ha autorizado la extradición de Carlos García Juliá, el español que fue condenado por participar en la matanza de unos abogados izquierdistas llevada a cabo en la calle Atocha de Madrid en 1977, según informa Efe.

Tras obtener la libertad condicional en 1991, García Juliá huyó de España a Paraguay. El pasado 5 de diciembre, fue detenido en la ciudad brasileña de Sao Paulo. Fue la Audiencia Nacional española la que pidió al Gobierno que solicitara a las autoridades brasileñas la extradición del prófugo. El órgano judicial entiende que la condena que pesa sobre García Juliá no ha prescrito y aun le quedan por cumplir 3.855 días de cárcel.

La segunda sala del Tribunal Supremo Federal (STF) de Brasil ha autorizado la extradición por unanimidad. La sala ha tomado esta decisión al considerar que se cumplían los requisitos necesarios para la extradición de García Juliá. Entre esos requisitos, como recoge Efe, la tipificación de los crímenes y la no configuración de un delito político.

García Juliá, antiguo militante de Fuerza Nueva, fue condenado en 1980 por cinco asesinatos consumados y cuatro en grado de tentativa en el despacho laborista de Comisiones Obreras. Tras obtener la libertad condicional en 1991, obtuvo una autorización para viajar a Asunción. Ahí, debía presentarse cada mes en la Embajada de España de Paraguay, pero no lo cumplió y desapareció. Durante su periplo fue encarcelado en Bolivia por un delito relacionado con el narcotráfico.

Sin embargo, el autor de la matanza en el número 55 de la calle Atocha estuvo desaparecido durante dos décadas. Bolivia, Chile, Argentina… fueron algunos de los países donde García Juliá estuvo huido. Finalmente, en diciembre del año pasado fue detenido cuando salía de su domicilio en el barrio paulista de Barra Funda. El condenado, que se hacía pasar por venezolano, trabajaba como conductor de Uber. La detención fue el resultado de las pesquisas llevadas a cabo por la Policía Nacional española, la Federal de Brasil y el apoyo de la Interpol.