El Govern pide ahora evitar “teorías conspiratorias” sobre los atentados de Barcelona

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, en rueda de prensa.

El Govern no se siente en absoluto responsable de alimentar las teorías de la conspiración sobre la supuesta responsabilidad del CNI en los atentados yihadistas de 2017 en Barcelona y Cambrils, nacidas al calor de una serie de informaciones de Público en la que se aseguraba que el cerebro de los atentados, Abdelaziz Es Satty, fue confidente de los servicios secretos españoles hasta el día del atentado y que el CNI tenía “pinchados” los móviles de varios terroristas. Unas informaciones desmentidas esta semana por La Vanguardia, en base a documentación aportada por los Mossos d’Esquadra a la instrucción del caso que dirige la Audiencia Nacional.

Antes de que se hicieran públicas estas informaciones, sin embargo, el ejecutivo que preside Quim Torra lideró la campaña de denuncia contra la supuesta negligencia del CNI, acusando a PP y PSOE de intentar ocultar oscuras maniobras con su negativa a crear una comisión de investigación sobre los atentados en el Congreso. El president Quim Torra denunció el “escándalo” en sus redes sociales y ordenó al conseller de Exteriores, Alfred Bosch, que dirigiera cartas a los gobiernos de todas las víctimas extranjeras relatando las supuestas connivencias del CNI.

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, se dirigió también por carta al presidente en funciones, Pedro Sánchez, la vicepresidenta Carmen Calvo y los ministros de Interior y Defensa, Fernando Grande-Marlaska y Margarita Robles, exigiendo explicaciones sobre las informaciones periodísticas, y los grupos de ERC y JxCat en el Congreso pidieron también las comparecencias de los mismos responsables para responder a las acusaciones contra los servicios de inteligencia españoles.

El Govern pide transparencia

Sin embargo, tras la publicación de los informes de los Mossos, que relatan cómo se recuperaron las conversaciones telefónicas y los movimientos de los terroristas y señalan que Es Satty era un confidente fallido no había habido ningún pronunciamiento de la Generalitat. Hoy, la portavoz del Govern ha negado que el ejecutivo catalán alimentara las teorías de la conspiración y ha vuelto a señalar al Gobierno, a PP y a PSOE como responsables de la desinformación por su falta de transparencia.

“Pedimos que se aclaren las informaciones, para evitar precisamente las posibles teorías conspiratorias que alguien puede pensar teniendo en cuenta que el Gobierno no contesta y PP y PSOE vetan la comisión de investigación” ha argumentado Budó, quien no ha aclarado si el Govern consultó con los mossos, principales responsables de la investigación policial de los atentados, antes de iniciar su ofensiva “diplomática” en base a las informaciones de Público.

La portavoz ha “reclamado” de nuevo a socialistas y populares que “no veten la comisión de investigación”. “Necesitamos transparencia para aclarar los hechos” ha argumentado, asegurando que su único interés es velar por el respeto a las víctimas y sus familiares. Los dos atentados perpetrados en las Ramblas de Barcelona y Cambrils el 17 de agosto de 2017 provocaron un total de 16 víctimas mortales y 137 heridos.

Reconocimiento de víctimas

El balance de víctimas del terrorismo ha provocado hoy otro enfrentamiento, esta vez entre Gobierno y la Unidad de atención a las víctimas (Uavat) creada desde el Ayuntamiento de Barcelona. El Ministerio del Interior ha informado hoy de que resuelto favorablemente 211 expedientes de víctimas que han solicitado ayudas, el 74% de los 549 tramitados a través de la Dirección General de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo.

En concreto, 79 personas han sido catalogadas con el estatus de víctimas por el atentado de Barcelona, 8 por el de Cambrils y 9 a causa de la explosión el 16 de agosto, el día previo al ataque en la Rambla, en el chalé de Alcanar (Tarragona) que utilizó el grupo yihadista para fabricar explosivos.

Las indemnizaciones han alcanzado los 5.231.029 euros. El ministerio ha dado luz verde a todas las solicitudes por daños personales; el 44% por lesiones no invalidantes, y el 19% por incapacidad temporal.

Interior recuerda que una víctima puede tener dos expedientes aprobados, uno por daños físicos y otro por psicológicos, y precisa que hay casos que aún no han podido ser valorados debido a la situación de incapacidad temporal o de consolidación de las secuelas de algunas víctimas.

Sin embargo, el grupo de apoyo a las víctimas ha mostrado su extrañeza por el anuncio de que se han reconocido a 88 víctimas psicológicas de los atentados, pese a que ellos solo tienen identificado a un receptor de ayudas. Señalan además que la información de Interior llega después de que la Uavat denunciara que el 82% de los afectados no han sido reconocidos como víctimas por el Estado.