Dos de los detenidos por agredir a agentes en las fiestas de Muxía irán a prisión

Pasan a disposición judicial los detenidos por agredir a agentes en las fiestas de Muxía

Dos de los cinco detenidos por agredir la pasada noche a agentes de la Guardia Civil en las fiestas de Muxía (A Coruña) han ingresado en prisión provisional, mientras que el resto tendrá que comparecer cada 15 días en sede judicial.

Según Europa Press, tras pasar a disposición judicial en la mañana de este lunes, el juzgado de guardia ha decretado prisión para el hombre que inició el altercado, su expareja y su primo, aunque finalmente se ha cancelado el ingreso en prisión de la mujer que, como los otros dos detenidos, debe comparecer los días 1 y 15 de cada mes en los juzgados.

Los hechos sucedieron la pasada noche, durante la celebración de las fiestas de Muxía, cuando se solicitó la presencia de los agentes ante el comportamiento de uno de los asistentes, que estaba “alterando el orden”.

Una vez en el lugar, los agentes comprobaron la presencia de un hombre “visiblemente agresivo”, por lo que se procedió a su identificación. No obstante, el individuo comenzó a proferir insultos hacia los guardias civiles mientras se desvestía, llegando incluso a tratar de huir del lugar de los hechos.

En esta situación, mientas uno de los efectivos le ponía los grilletes para su detención, se formó en la zona un tumulto de gente, que se abalanzaron sobre los guardias civiles al grito de ‘Vamos todos a por ellos’. Los agentes sufrieron empujones, patadas y amenazas.

De entre las personas que intentaban impedir la detención, los “más activos”, apunta el cuerpo, fueron el padre, el hermano y un primo del hombre, así como su expareja. Posteriormente, los agentes pudieron averiguar que la alteración del orden se debía, precisamente, a que el hombre estaba molestando a la mujer durante las fiestas.

Por ello, fueron detenidos, además del hombre, sus tres familiares y la expareja del mismo. En el operativo resultaron heridos de diversa consideración tres guardias civiles, de los que uno tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en urgencias.