Detenido en Pamplona un yihadista ex convicto acusado de adoctrinamiento

Guardia Civil

La Guardia Civil ha detenido este sábado en Navarra a un individuo de 48 años, nacido en Marruecos, como presunto autor de los delitos de enaltecimiento y adoctrinamiento terroristas, quien ya había estado en prisión por difundir a través de redes sociales los postulados de diversos grupos terroristas yihadistas y defender el uso de la violencia indiscriminada.

En un comunicado, la Guardia Civil detalla que tras su salida de prisión, el detenido ha administrado varios perfiles y canales en redes sociales desde donde ha difundido gran cantidad de material propagandístico violento. La mayoría de estos vídeos son de productoras mediáticas afines a grupos terroristas yihadistas, principalmente Al Qaeda.

“La Guardia Civil ha constatado que mantiene su fijación con la justificación de los ataques suicidas como medio legítimo de lucha contra occidente, así como los ataques contra la población civil de Israel por parte de grupos terroristas palestinos”, detalla.

Asimismo, añade que el detenido, consciente de que su actividad pudiera atraer la atención de los investigadores, utilizaba medidas de seguridad para evitar ser identificado como administrador de los mencionados perfiles.

La Guardia Civil analiza los dispositivos empleados por el detenido para conectarse a Internet y otras evidencias halladas en el registro del camión de gran tonelaje que habitualmente conducía y subraya que no hay indicios de que preparara ningún ataque inminente.

Detenido en 2016

Las primeras investigaciones sobre el detenido se remontan al año 2015 y, tras más de un año de seguimiento de sus actividades, en noviembre de 2016 se procedió a su detención. Durante su paso por prisión para el cumplimiento de las penas que le fueron impuestas por la Audiencia Nacional, el detenido ha mantenido su adhesión a los postulados terroristas.

En este tiempo, ha contribuido activamente a darles difusión, persistiendo en la necesidad del uso de la violencia y ahondando en un proceso de victimización por el que justifica cualquier acción contra los “enemigos del Islam”.

En este contexto, los investigadores valoran que el detenido está inmerso desde hace años en un “proceso continuo de radicalización terrorista”, contando también con un odio y repulsa manifiestos al Poder Judicial y a España a los que responsabiliza de su paso por prisión.

La operación de este sábado ha sido llevada a cabo por el Servicio de Información de la Guardia Civil, bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción nº 1 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Además, ha contado con la cooperación del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).