La guerra comercial hunde las manufacturas: la producción cae después de cinco años

Los vaivenes políticos castigan a la I+D

La actividad de la industria manufacturera de España cayó en junio a su nivel más bajo en los últimos seis años, según refleja el índice de gerentes de compras (PMI, por sus siglas en inglés), elaborado por IHS Markit, que se situó en el sexto mes del año en los 47,9 puntos, desde los 50,1 registrados el mes anterior.

La actividad se vio afectada debido a que la producción y los nuevos pedidos descendieron por los indicios de deterioro de las condiciones de mercado, informa Europa Press. En consecuencia, según ha asegurado IHS Markit, se registraron recortes de empleo por segundo mes consecutivo y hubo caídas en la actividad de compras.

El nivel de contracción en junio fue el más fuerte registrado desde abril de 2013. Asimismo, la caída en la producción de la industria manufacturera fue la primera que se observó en más de cinco años y medio, al tiempo que la caída de nuevos pedidos también es la mayor desde la primera mitad de 2013.

Las manufacturas españolas se desploman.

Las manufacturas españolas se desploman. IHS Markit

De su lado, la caída en la producción y nuevos pedidos, además del exceso de capacidad, generó la mayor tasa de destrucción de empleo en más de un lustro.”El sector manufacturero de España entró en territorio de contracción en junio, y su respectivo índice PMI alcanzó el nivel más bajo en más de seis años.

Los últimos datos indican que existe una gran posibilidad de que el sector industrial resulte un lastre para la actividad económica total en el segundo trimestre”, ha subrayado el economista de IHS Markit Paul Smith.Por otro lado, las fábricas decidieron hacer frente a las necesidades de producción utilizando los stocks existentes en lugar de hacerse con nuevos insumos, por lo que los inventarios de productos en almacén se redujeron por quinto mes consecutivo y al ritmo más rápido desde febrero de 2013.

De cara a los próximos 12 meses, la industria manufacturera española se mostró “optimista” con respecto a que la producción aumentará a pesar de las tendencias negativas actuales. “El sector está siendo golpeado por un entorno económico desafiante, caracterizado por continuas tensiones en el comercio mundial e incertidumbre política”, ha apostillado Smith.

Contracción en la eurozona

Con respecto a la actividad de las fábricas en el conjunto de la eurozona, IHS Markit ha explicado que las condiciones operativas se deterioraron por quinto mes consecutivo al situarse el PMI en los 47,6 puntos, frente a los 47,7 de mayo, lo que supone su menor lectura en tres meses.Mientras que las empresas de bienes de consumo mejoraron al ritmo más fuerte desde enero, los productores de bienes intermedios y bienes de capital observaron su mayor contracción desde abril de 2013.

“La decepcionante encuesta cierra un segundo trimestre en el que la lectura media del índice PMI fue la más baja desde principios de 2013”, ha añadido el economista jefe de IHS Markit, Chris Williamson.Por países, Alemania se mantuvo como el más débil de la eurozona, ya que su lectura PMI se mantuvo en terreno negativo, a pesar de haber crecido hasta su máxima en cuatro meses (45 puntos).

Las fábricas de Austria alcanzaron su menor nivel en 55 meses (47,9 puntos), mientras que las de Países Bajos e Irlanda observaron los peores datos en los últimos 72 y 73 meses, con 50,7 y 49,8 puntos, respectivamente.Francia rompió en parte la tendencia general de los países de la eurozona, al registrar su índice PMI el nivel más alto en los últimos nueve meses, con una lectura de 51,9 enteros.

El entorno económico “desafiante”, sumado al bajo rendimiento de la industria automotriz, provocó un nuevo deterioro en los nuevos pedidos, que disminuyeron por noveno mes consecutivo.

Por ello, se registraron recortes de empleo en Alemania e Italia.”La desaceleración tampoco muestra signos de un final inminente. Los indicadores a futuro de la encuesta se mantuvieron inquietantemente tenues en junio, lo que se suma a las preocupaciones sobra la economía en la segunda mitad de año”, ha alertado Williamson.