Policías piden más dietas para no dormir en albergues y campings al ir de refuerzo

Un agente de la Policía Nacional, en acto de servicio.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha denunciado que agentes que son desplazados como refuerzo a provincias distintas a donde tienen su plaza tienen que dormir en “campings, albergues, pensiones y hoteles low cost” debido a la escasa cuantía de la dieta, por lo que ha demandado una actualización para acomodarla al coste de la vida tras permanecer congeladas desde hace casi 17 años.

La dirección del SUP ha formalizado la petición ante la División de Formación y Perfeccionamiento y ante el Consejo de Policía, a fin de que se se revise “de forma urgente” y se actualice la norma que regula las indemnizaciones por razón de servicio. La solicitud se plantea en vísperas del inicio de la Operación verano, cuando agentes son desplazados a destinos costeros ante la afluencia de visitantes.

En concreto, el real decreto 462/2002 de 24 de mayo establece una dieta en territorio nacional de 48,92 euros para los funcionarios de la escala básica de la Policía Nacional en concepto de alojamiento y de 28,21 euros para manutención.

El SUP demanda a Interior una subida urgente de la indemnización, congelada desde hace casi 17 años

El sindicato defiende que, mientras se acometen cambios en la citada norma, se autorice el incremento puntual de las indemnizaciones en los casos en los que las circunstancias o las razones de servicio “lo hagan imprescindible”, como prevé al artículo 11 del citado real decreto: “Los Ministerios de Hacienda y de Administraciones Públicas, conjuntamente, podrán autorizar que, excepcionalmente, en determinadas épocas y ciudades del territorio nacional la cuantía de las dietas por alojamiento y, en su caso, manutención, pueda elevarse, para casos concretos y singularizados debidamente motivados, hasta el importe que resulte necesario para el adecuado resarcimiento de los gastos realmente producidos”.

Dieta única

“Grandes ciudades, destinos turísticos y otras localizaciones que bien por cuestiones culturales, sociales o deportivas, registran una afluencia o concentración por encima de lo habitual, o simplemente porque la plantilla es insuficiente, son los lugares a los que los miembros de la Policía Nacional son desplazados para prestar servicio fuera de sus plantillas”, expone el SUP. Y añade: “Estos funcionarios,  algunos de los cuales pernoctan fuera de sus domicilios durante más de la mitad de los días del año, perciben unas indemnizaciones por motivos de servicio (dietas) de todo insuficientes”.

Junto al incremento de la cuantía, la organización sindical también demanda que se implante una dieta única para todos los miembros del Cuerpo, “dejando atrás diferencias entre escalas o categorías, anacrónicas e impropias de nuestro tiempo”. Así, mientras que un policía raso percibe 48, 92 euros para dormir, un alto mando dispone de 65,97 euros para pernoctar fuera de su provincia cuando es comisionado para llevar a cabo un servicio.