Las hamburguesas de unos sevillanos que han conquistado Nueva York

Black Iron Burger.

Carne de calidad, verduras, patatas frescas y “nada congelado”. Así han logrado unos sevillanos hacerse un hueco en la industria de la gastronomía de Nueva York y, nada menos, que en el mundo de las hamburguesas. A día de hoy cuentan con varias hamburgueserías en la ciudad y han recibido premios y elogios.

El proyecto se materializó en 2013, cuando Víctor Ortega y el chef Jaime Guardiola compraron el ‘Black Iron Burguer’, un restaurante que había sido descuidado por su dueño. Para dar la vuelta a la situación decidieron cambiar el menú, utilizar carne de calidad, verduras frescas y productos no congelados, según explicó a Efe uno de los propietarios.

Pedro Ruiz Ocejo y Luis Carlos García, otros españoles que estudiaron en la escuela culinaria de Sevilla, se incorporaron a la aventura neoyorquina y el grupo abrió un segundo restaurante en la ciudad norteamericana.

Para satisfacer los paladares de los comensales de Nueva York también ofrecen productos mediterráneos, como la hamburguesa ibérica. Los sevillanos, tras el buen resultado de sus hamburgueserías, han llevado ‘food trucks’ a ferias gastronómicas.