Iceta avisa que su candidatura al Senado no va a ser objeto de “mercadeo”

Miquel Iceta ha respondido hoy a las pretensiones de Esquerra asegurando que su candidatura a la presidencia del Senado no será objeto de “mercado”. El líder del PSC ha comparecido para defender su candidatura a la presidencia de la Cámara Alta y recordar a los independentistas que se trata de un “gesto” de Pedro Sánchez a Cataluña. “Ahora depende del Parlament” ha concluido, “no me gustaría que Parlament entrara definitivamente en la categoría de instituciones que nunca pierden una oportunidad de perder una oportunidad”.

Iceta se ha referido así al anuncio de Esquerra, que ayer aseguró apenas dos horas después de conocerse su candidatura, que votará en contra de su designación como senador autonómico en el Parlmaent. Un procedimiento tasado en el reglamento de la cámara catalana, en el que nunca hasta ahora se había cuestionado las candidaturas propuestas por cada grupo una vez acordado el reparto de los ocho senadores autonómicos catalanes.

La cámara del 155

“Espero y confío ser designado senador en representación del Parlament y después ser candidato del PSOE que dispone de mayoría absoluta” ha asegurado Iceta pese a todo, recordando que en caso contrario los independentistas “romperían la última norma no escrita de cortesía parlamentaria” que queda en la Cámara catalana.

Eso sí, ha advertido que, de producirse esa ruptura, “el PSC tendrá difícil aceptar que los partidos decidan quien les representa” en futuras designaciones. Y ha recordado que “estamos hablando del Senado, que aplicó el 155. Es una pieza importante, si consiguiéramos las reformas que algunos pretendemos podríamos ayudar aún más” a la solución del conflicto territorial.

En este sentido, Iceta ha destacado el “gesto” por parte de Pedro Sánchez que supone su candidatura recordando su “protagonismo” en la política nacional con propuestas o “reflexiones polémicas” aunque sin referirse específicamente a la concesión del indulto a los porcesados por el 1-O o la defensa de la figura del “relator”.

“Los contactos son muy fluidos”, ha asegurado Iceta respecto a las negociaciones con ERC, JxCat, Cs y PP para recabar su apoyo. Pero ha dejado claro que “nunca se ha producido la sustitución de un senador como pieza de cambio para otras cosas. Todas las preocupaciones y planteamientos son lícitos, pero no pienso mercadear una candidatura a presidir el Senado p otras cosas” ha señalado el líder del PSC. “Haríamos un flaco favor a la política catalana y al propio Senado”.

En este contexto, Iceta ha pedido a los grupos parlamentarios, especialmente a Esquerra, que ayer salió en tromba contra su candidatura que “mediten el sentido de su voto” en el pleno que debe celebrarse la próxima semana con el único punto de su designación.

Un pleno previsto inicialmente para el miércoles 15, pero que ahora está en el aire porque esa fecha coincide con la citación del presidente del a Generalitat, Quim Torra, ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por la querella de desobediencia a la Junta Electoral Central.

El líder del PSC ha recordado que el procedimiento previsto en el artículo 174 del reglamento del Parlament señala que “si hay que sustituir a un senador, la persona sustituta ha de ser propuesta por el mismo grupo que había propuesto a su antecesor”.

Reforma del Senado

Respecto a sus objetivos al frente del Senado, Iceta ha reconocido que la reforma de la Cámara Alta para convertirla en un “órgano federal” ha figurado siempre en su ideario político, pero ha dejado claro que una reforma de ese calado, que implicaría de una reforma constitucional, requiere un amplio consenso que pasa necesariamente por el PP y Cs.

“Seré muy prudente no por falta de ambición sino precisamente por la gran necesidad de reforma del Senado” ha asegurado Iceta, quien ha dejado claro que su primera preocupación será “impulsar” la labor del Senado y “tejer complicidades”.