Elecciones municipales: ¿Cuáles son los problemas más graves de Valencia?

Un hombre utiliza un carril bici en Valencia

Las elecciones municipales están a la vuelta de la esquina y los aspirantes de las diferentes formaciones a dirigir la ciudad de Valencia deben apretar en campaña para lograr convencer y hacerse con el mayor número de votos.

En esta asignatura pendiente la primera lección pasaría por conocer cuáles son los problemas que más afectan a valencianos y valencianas para, quizá, comenzar a trabajar en ellos de cara a la apertura de las urnas y llegar a un mayor número de electores.

En este sentido y sin que suponga una sorpresa, el barómetro municipal de abril de Valencia, el último antes de las municipales, sitúa como problema “más grave” que afecta a la ciudad el empleo (18,1%) seguido de la limpieza de la ciudad (14,8%).

Cuanto menos curioso es el tercer puesto, ya que por encima de pilares tan importantes como podrían ser transporte, corrupción o medio ambiente, el 9,1% de los valencianos consideran que el carril bici es una de las principales deficiencias de la ciudad, siempre según los datos reflejados por la página web del consistorio.

Se trata de un apunte que contrasta, sin embargo, con otro epígrafe de la encuesta: el 51,1% de los entrevistados considera que el carril bici ha mejorado, un avance que, sin embargo, sigue sin ser suficiente para los vecinos de Ciutat Vella.

Asimismo, un aspecto que ni ahora ni nunca se libra de una mala calificación por parte de los valencianos es el aparcamiento público, ya que el 56,4% de los participantes considera que este servicio ha empeorado y solo un 6,4% cree justo lo contrario.

En cuarto y quinto puesto sería para las preocupaciones relacionadas con el tráfico en la ciudad (8,1%) y el urbamismo (6,9%).

La corrupción, una materia tan importante a nivel nacional que suele copar los primeros puestos en los ránkings generales, se quedaría en un décimo puesto en Valencia (solo preocupa como problema más grave al 2,9%); mientras que las áreas de justicia, cultura, zonas verdes y gestión ocuparían los cuatro últimos puestos en el listado de problemas a solucionar.

La gestión del Ayuntamiento, actualmente a manos de Joan Ribó (Compromís) conseguiría un aprobado raspado, con una puntuación de un 5,4%. Pero no todo es negativo, ya que los valencianos siguen manteniendo óptimas puntuaciones en determinadas áreas, como las fiestas populares o el servicio de bibliotecas públicas.