El dolor de cabeza de Sanidad por los problemas de suministro de medicamentos

Caja de 'Nolotil', uno de los medicamentos con unidades limitadas, en la estantería de una oficina de farmacia.

En la última semana de abril, 2.085 farmacias repartidas por las 50 provincias españolas y las dos ciudades autónomas comunicaron la falta de Seguril, un diurético antihipertensivo que tiene la furosemida como principio activo. Tampoco fue fácil encontrar esos días en todas las boticas del país otros medicamentos de uso extendido, como Dalsy, UrbasonTrankimazin o algún colirio de azelastina demandado por los alérgicos como Tebarat.

Son sólo cinco de los 67 medicamentos con problemas de suministro -cuando afecta a un elevado porcentaje de farmacias durante al menos tres días- que han identificado en dicho periodo los farmacéuticos españoles, de los que casi la mitad se incluyen en el listado que difunde de forma permanente la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) en un plausible ejercicio de transparencia. Uno de ellos es Apocard (tanto en la presentación de 30 como de 60 comprimidos), un antirrítmico prescrito para la prevención y tratamiento de pacientes con taquicardia supraventicular que carece de sustituto.

Desde 2016, el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos ha detectado la existencia de problemas de abastecimiento en 596 fármacos, 221 en los cuatro primeros meses de 2019. Se trata de una cifra similar a la registrada en todo 2018 (226) y 2017 (223), lo que da una idea de que el problema -con un indudable impacto negativo en el paciente y el sistema- está lejos de remitir.

La persistencia de estos constantes picos ha llevado al Ministerio de Sanidad a elaborar un plan de actuación que prevé aprobar el próximo miércoles con los responsables del ramo de las comunidades autónomas durante la reunión del Consejo Interterritorial de Salud.

Desde 2016, los farmacéuticos españoles han dado la voz de alarma por el desabastecimiento de 596 fármacos, 221 en lo que va de año

El departamento que dirige en funciones María Luisa Carcedo no oculta que el número de notificaciones de problemas de suministro “crece cada año” y que, pese a que los laboratorios titulares de las autorizaciones de comercialización están obligados a garantizar un abastecimiento adecuado y continuado dentro de sus responsabilidades, las actuaciones que se han venido poniendo en marcha para tratar de paliar la situación no han podido revertir dicha situación.

Sanidad sitúa como principal causa de dicha falta de suministro los problemas en la fabricación del medicamento y ha constatado que afectan en mayor medida a los de uso hospitalario y a los relativos al sistema cardiovascular, anti-infecciosos, antineoplásicos e inmunomoduladores. Durante el segundo semestre de 2018, el 17 % de los casos tuvo un impacto asistencial medio o mayor.

“La situación es preocupante pero no constituye un problema de salud pública porque hay bastantes alternativas terapéuticas”, reconoce a El Independiente un portavoz del Ministerio de Sanidad. Como ejemplo, la fuente recuerda que Dalsy -un medicamento muy utilizado para combatir el dolor y la fiebre en los niños y que desde finales de año sufre problemas de abastecimiento por cambios en la formulación- “tiene 22”.

“Prevenir, gestionar e informar”

Con los objetivos de “prevenir, gestionar e informar”, el Plan de Garantías de Abastecimiento de Medicamentos 2019-2022 pretende desplegar un conjunto de medidas que ayuden a detectar precozmente el desabastecimiento que se viene registrando en los últimos años, garantizar el suministro de los fármacos necesarios para el tratamiento de enfermedades y que no sustituibles, así como conseguir alternativas terapéuticas que permita minimizar el impacto sobre el paciente.

Evolución del problema de suministro de medicamentos desde 2016. CISMED

El plan, igualmente, propone una modificación del marco legal a fin de que se incluya en el real decreto legislativo por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios la categoría de sanción “grave” para los problemas de suministro que tienen impacto en la salud como efecto disuasorio, al tiempo que pretende adoptar medidas reguladoras con la intención de minimizar el impacto que el Brexit -la salida del Reino Unido de la UE, que se iba a llevar a cabo a finales de marzo y finalmente pospuesta hasta el próximo 31 de octubre- pueda tener en el abastecimiento de fármacos y reforzar la coordinación con otros países europeos.

“Se puede mantener en el tiempo”

“¿Se va a mantener en el tiempo esta situación? Se puede mantener en el tiempo. Paliar un problema que se podría haber evitado es complicado. Tendría que haber habido una actuación de prevención porque los precios de los medicamentos no pueden bajar tanto y porque no se puede dejar en manos del libre comercio algo como la salud, que debe estar regulado en todos sus aspectos”, opina el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Sevilla, Manuel Pérez Fernández.

“Puedes retirar de una farmacia un medicamento para tratar la tensión arterial, otro para la hipercolesterolemia, un protector gástrico y un paracetamol por menos de 10 euros. Eso da una idea de que en España hay muchos fármacos cuya dispensación y venta es muy poco rentable”, añade el presidente de los farmacéuticos sevillanos.

El Ministerio de Sanidad prevé aprobar la próxima semana un plan de choque con las comunidades autónomas para paliar el problema

Conscientes de la importancia del problema, esta organización colegial ideó hace años un sistema por el que las oficinas de farmacia hacen un pedido ficticio al Colegio -convertido en una especie de almacén simulado- cuando no disponen de un medicamento, de modo que queda registrado en el sistema informático esa falta de suministro. El éxito del procedimiento ha llevado al Consejo General de Colegios de Farmacéuticos a asumirlo como propio al crear el Centro de Información sobre Suministro de Medicamentos (CISMED), una herramienta que permite disponer de precisa información semanal con los datos que proporcionan de forma directa unas 7.000 boticas adheridas -en torno a un tercio del total de las existentes en el país- y determinar alertas.

“Desde que se detecta una falta de medicamentos hasta que el Ministerio se pone en contacto con el laboratorio para ver qué cuál es el problema pueden pasar semanas. Con este sistema, el Ministerio conoce periódicamente cuáles son los medicamentos afectados por problemas de abastecimiento”, añade Pérez Fernández.

Este farmacéutico sevillano ha comprobado esta misma semana en primera persona cómo persiste la problemática: trató de hacer un pedido con más de 300 referencias y más de un centenar no le llegaron. “El Dolalgial es un medicamento de uso cotidiano sin genérico y ha habido momentos en los que estaba en falta”, recuerda.

Laboratorios piden blindar el precio de determinados medicamentos para que les sea rentable la comercialización y se evite el indeseado desabastecimiento

Junto a razones técnicas, logísticas y reglamentarias, desde Farmaindustria -la Asociación Nacional Empresarial de la Industria Farmacéutica en España- también se apresuran a señalar causas económicas para explicar el problema de falta de suministro de medicamentos que se viene produciendo en los últimos años. “Se han tomado medidas que han ido erosionando los precios de fármacos y llega un momento en que no es viable comercializarlos”, resume Emili Esteve, director del departamento técnico de Farmaindustria.

En opinión de la patronal de laboratorios, es necesario “retocar aspectos de la legislación vigente” a fin de proteger precios para que sean “más atractivos por razones económicas y sigan en el mercado”. “Es de sentido común que, si un medicamento se queda erosionado en su precio y sube el coste de la materia prima, es más difícil mantener el producto con cierta rentabilidad en el mercado”, zanja Esteve.

Esa filosofía ya se refleja en la orden que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social dictó el pasado 23 de noviembre por la que procedió a actualizar el sistema de precios de referencia de medicamentos en el Sistema Nacional de Salud. Para evitar una “indeseable situación de desabastecimiento” de medicamentos esenciales y no sustituibles, el Gobierno adoptó la decisión de no revisar el precio de referencia de determinadas presentaciones. Se trata, en concreto, de los fármacos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que “deben estar disponibles en todo momento, en cantidades suficientes, en las formas farmacéuticas apropiadas, con una calidad garantizada, y a un precio asequible para las personas y para la comunidad”.

Presentaciones farmacológicas con problemas de suministro, según el Centro de Información sobre Suministro de Medicamentos (CISMED):

  1. Seguril (40 MG 30 comprimidos).
  2. Dalacin (300 MG 24 cápsulas).
  3. Loette diario (100/20 MCG 28 comprimidos recubiertos).
  4. Apocard (100 MG 30 comprimidos).
  5. Loette (100/20 MCG 21 comprimidos recubiertos).
  6. Sinus inhalaciones (solución inhalación 30 ML).
  7. Adiro EFG (100 MG 30 comprimidos gastrorresistentes).
  8. Apocard (100 MG 60 comprimidos).
  9. Tromalyt (300 MG 28 cápsulas liberación prolongada).
  10. Dalsy (20 MG/ML suspensión oral 150 ML).
  11. Loette (100/20 MCG 3 X 21 comprimidos recubiertos).
  12. Loette diario (100/20 MCG 3X 28 comprimidos recubiertos).
  13. Konakion (100 MG 5 ampollas 1 ML).
  14. Urbason (40 MG 3 ampollas polvo + 3 ampollas disol 2 ML).
  15. Vals (80 MG 28 comprimidos recubiertos).
  16. Dilutol (5 MG 30 comprimidos).
  17. Adiro EFG (300 MG 30 comprimidos gastrorresistentes).
  18. Carduran Neo (4 MG 28 comprimidos liberación modificada).
  19. Ojosbel (colirio un frasco solución 8 ML).
  20. Lantanon (30 MG 30 comprimidos recubiertos).
  21. Pritorplus (80/12.5 MG 28 comprimidos).
  22. Carduran Neo (8 MG 28 comprimidos liberación modificada).
  23. Proscar (5 MG 28 comprimidos recubiertos).
  24. Pritor (80 MG 28 comprimidos).
  25. Sutril HTA (2.5 MG 30 comprimidos).
  26. Co-Diovan Forte (320/25 MG 28 comprimidos recubiertos).
  27. Edelsin (0.25/0.035 MG 3 X 21 comprimidos).
  28. Hodernal (800 MG/ML solución oral 300 ML).
  29. Tebarat (0.5 MG/ML colirio 30 monodosis solución 0.25 ML).
  30. Edelsin (0.25/0.035 MG 21 comprimidos).
  31. Rexer Flas (30 MG 30 comprimidos bucodispersables).
  32. Vals (160 MH 28 comprimidos recubiertos).
  33. Urbason (40 MG 1 ampolla polvo + 1 ampolla disol 2 ML).
  34. Trankimazin Retard (0.5 MG 30 comprimidos liberación prolongada).
  35. Tevetens Plus (600/12.5 MG 28 comprimidos recubiertos).
  36. Duokopt (20/5 MG/ML colirio un frasco solución 10 ML).
  37. Diovan (80 MG 28 comprimidos recubiertos).
  38. Dacortin (30 MG 30 comprimidos).
  39. Zolpidem Tevagen (5 MG 30 comprimidos recubiertos).
  40. Sutril (5 MG 30 comprimidos).
  41. Pritorplus (40/12.5 MG 28 comprimidos).
  42. Zolpidem Desgen EFG (5 MG 30 comprimidos recubiertos).
  43. Doxazosina Neo Aurovitas Spain EFG (8 MG 28 comprimidos liberación prolongada).
  44. Imurel (50 MG 50 comprimidos recubiertos).
  45. Acediur (20/12.5 MG 30 comprimidos).
  46. Pepticum EFG (20 HM 56 cápsulas gastrorresistentes).
  47. Solu-Moderin (125 MG 3 viales polvo + 3 ampollas disolvente).
  48. Lorazepam Vir (1 MG 50 comprimidos).
  49. Pirexin (40 MG/ML suspensión oral 150 ML).
  50. Quentiax EFG (25 MG 60 comprimidos recubiertos).
  51. Lorazepam Vir (1 MG 25 comprimidos).
  52. Simvastatina Vir EFG (20 MG 28 comprimidos recubiertos).
  53. Torasemida Aurobindo EFG (5 MG 30 comprimidos).
  54. Ketoconazol Vir EFG (20 MG/G Gel tópico 100 ML).
  55. Torasemida Aurobindo EFG (10 MG 30 comprimidos).
  56. Fluoxetina Aurobindo (20 MG 28 cápsulas).
  57. Hidroclorotiazida Vir EFG (25 MG 20 comprimidos).
  58. Indapamida Retard Desgen Pharma EFG (1.5 MG 30 compromidas liberación prolongada).
  59. Etoricoxib Viso Farmacéutica EFG (60 MG 28 comprimidos recubiertos).
  60. Gabapentina Viso Farmacéutica EFG (300 MG 90 cápsulas).
  61. Rizatriptan Viso Farmacéutica EFG (10 MG 6 comprimidos bucodispersables).
  62. Candesartan/Hidroclorotiazida Aurobindo (16/12.5 MG 28 comprimidos).
  63. Betahistina Aurobidno EFG (8 MG 60 comprimidos).
  64. Loratadina Aristo EFG (10 MG 20 comprimidos).
  65. Amlodipino Vir EFG (10 MG 30 comprimidos).
  66. Amoxicilina/Ácido clavulánico Aurobindo (875/125 MG 20 comprimidos recubiertos).
  67. Mometasona Furoato Vir (50 MCG / pulsación nebulizador nasal 140 dosis).