El comunista Guarido arrasa en Zamora y repite en la alcaldía con mayoría absoluta

Guarido en una rueda de prensa municipal.

Francisco Guarido, el alcalde comunista de Zamora que sorprendió en 2015 quedando en segundo lugar tras el PP en esta capital de provincia y llevándose en la alcaldía, seguirá siendo el regidor. Pero su resultado ha sido estratosférico esta vez: Guarido, de Izquierda Unida, ha arrasado con mayoría absoluta. Ha conseguido 14 concejales (se precisan 13 para la mayoría absoluta) y más de un 48% de los votos con un 97% escrutado.

Ha sido la única mayoría de un solo partido en una capital de provincia en Castilla y León. “La gente ha sido muy generosa con nosotros y ha valorado el trabajo que hemos realizado durante los últimos cuatro años”, ha resaltado Guarido a los medios. “Con este resultado huelga decir que las cosas están claras para gobernar, lo cual no obsta para que tengamos vocación de diálogo con todos los grupos que tengan respresentación”.

“No se nos van a subir los humos”

Finalmente ha añadido: “No sé nos van a subir los humos a la cabeza. Si antes éramos ocho y ahora tenemos mayoría absoluta, eso solo quiere decir que todos tendremos que trabajar en beneficio de los ciudadanos”.

Guarido es uno de los principales detractores de la alianza entre IU y Podemos. Cercano al ex coordinador Cayo Lara, recela de Alberto Garzón en público. Como alcalde, ha aprobado la reválida con sobresaliente. Zamora es una tierra muy conservadora pero Guarido ha estado más de 20 años como concejal de la oposición: en 2015 se benefició de la división interna de PP y PSOE. Ahora, ha arrasado.