De Soria a Mayor Oreja: la relación del grupo Zed de Pérez Dolset con ex ministros del PP

El ex ministro de Industria José Manuel Soria no es el único ministro de un Gobierno del Partido Popular que aparece señalado por la Policía por su relación con el grupo empresarial Zed en la causa donde se investiga la concesión fraudulenta de subvenciones y ayudas públicas a las sociedades de Javier Pérez Dolset.

En el informe remitido por la Brigada Central de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción de la Policía, desvelado por El Independiente, también aparece en reiteradas ocasiones el nombre del ex ministro de Interior Jaime Mayor Oreja. En el documento policial, enviado al Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional en el marco de la operación Hanta, sale a relucir, por ejemplo, un almuerzo que mantuvo Mayor Oreja, el abogado Javier Cremades y el padre de Pérez Dolset, Juan Antonio Pérez Ramírez, con el secretario de Estado de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, Víctor Calvo Sotelo, el 5 de marzo de 2012 en el restaurante madrileño Zalacaín.

Según explica la Policía en su informe, tanto el ex ministro de Aznar como el jurista Cremades eran en aquellas fechas miembros del Consejo Asesor de U-Tad –una de las sociedades investigadas por su vinculación con los Pérez Dolset- siendo el motivo del encuentro hablar de un proyecto que querían presentar, denominado ‘Glass’, para el que se necesitaba contar con fondos de la Unión Europea. Los investigadores tuvieron conocimiento de la cita después de haber analizado el correo electrónico del que fuera secretario de Estado, Víctor Calvo Sotelo. La Brigada Antiblanqueo de la Policía cree que Mayor Oreja y Cremades pudieron hacer de “interlocutores indirectos” del grupo Zed en el Ministerio de Industria.

Por otro lado, del análisis de las citadas comunicaciones electrónicas, consta que el número dos de Soria visitó el 15 de junio de 2012 las instalaciones del grupo Zed coincidiendo de nuevo con el ex ministro de Interior del PP. Aquella visita tenía un “carácter privado” y se hizo “sin presencia de medios” (en referencia a medios de comunicación).

 

Además, el 30 de agosto de ese mismo año el entonces secretario de Estado de Industria envía un correo electrónico al propio José Manuel Soria donde le comunica la trayectoria llevada a cabo por el Grupo Zed en relación a los proyectos subvencionados por su ministerio. En aquel ‘mail’, interceptado por la Policía, Víctor Calvo Sotelo -hijo del ex presidente del Gobierno Leopoldo Calvo Sotelo- decía al ex ministro que “había hablado un par de veces con Jaime Mayor Oreja para que les ayude en la promoción de sus proyectos europeos”. En 2012, este era europarlamentario , en concreto, vicepresidente del grupo del Partido Popular Europeo.

“Interlocutores indirectos”

La Policía concluye que si bien el propio Javier Pérez Dolset contaba con interlocutores en el Ministerio de Industria también contó con “algunos” interlocutores indirectos como el personal del Consejo Asesor del U-TAD –donde era miembro Mayor Oreja y que figura como persona jurídica investigada en esta causa- “que a pesar de ser formalmente una mercantil independiente del Grupo Zed representaba los intereses del ese grupo”.

Se da la circunstancia, además, de que el director de Gabinete de Calvo Sotelo, Juan Corro, que tuvo dicho puesto en Industria entre los años 2012 y 2015, fue contratado precisamente como director académico de la sociedad investigada U-Tad Centro Digital cuando abandonó el puesto de alto cargo del Ejecutivo de Rajoy.

 

 

En esta causa denominada como operación Hanta se investigan delitos de insolvencia punible, administración desleal, fraude de subvenciones, falsedad documental, tráfico de influencias, amenazas y coacciones.

La Audiencia Nacional cree que el ex presidente del grupo Zed Javier Pérez Dolset ideó y ejecutó un plan para obtener la concesión masiva de ayudas públicas de forma ilícita, encargándose él “personalmente” de las relaciones con las administraciones públicas.

Se investiga si siete empresas controladas por Pérez Dolset recibieron ayudas públicas entre 2010 y 2016 por importe de 69,2 millones de euros entre subvenciones y créditos blandos, según la documentación aportada por el principal investigado. De esa cantidad, 48,83 millones -concretamente 44,16 millones en préstamos y 4,67 millones en subvenciones- los aportó el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio entre 2010 y 2015, es decir, en la recta final del Gobierno de Rodríguez Zapatero y durante casi toda la primera legislatura de Mariano Rajoy.