Almudena Grandes: “No hay nada indigno en tener miedo y a mí Vox me da miedo”

Almudena Grandes

La escritora Almudena Grandes, quien recopila sus columnas de los últimos diez años en La herida perpetua (Tusquets), ha asegurado que “no hay nada indigno en tener miedo cuando el enemigo da miedo”. “Y a mí Vox me da miedo”, ha añadido.

Grandes ha explicado que en esta época electoral “ha hecho campaña” por el voto a la izquierda, pero sin ser “partidista”, ante el ascenso de Vox. “Hay un enemigo que da miedo y no pasa nada por decirle a la gente que sea consciente de lo que nos jugamos votando”, ha apuntado, tras admitir que está “contenta” tras el resultado de las elecciones generales.

Echando un vistazo atrás a sus artículos, la reciente Premio Nacional de Narrativa ha reconocido “no haber visto venir” la llegada de Vox al tablero político. “Pero sí que hablaba de la posibilidad de que se escindiera el PP, porque lo que no era normal era un partido que agrupara desde la extrema derecha hasta los liberales”, ha afirmado.

“Que España tuviera extrema derecha antes o después estaba claro”, ha lamentado. Para Grandes, Vox es “el partido de Bannon o de Salvini”, con similitudes en sus propuestas, pero “con un toque nacional”. “En nuestro caso, es el aspecto conquistador, con esa nueva moda del casco de Pizarro. Pobre Pizarro, que no se merecía esto…”, ha ironizado.

Grandes ha señalado que en estos diez años de columnismo compilado España se convierte en el “eje” de muchas páginas, un país que ha estado marcado durante todo este tiempo “por una crisis que no ha sido solo económica”. “Han pasado diez años que han parecido un siglo, con un ritmo frenético”, ha destacado.

Crisis catalana

Por ejemplo, una de las crisis tangenciales ha sido la “territorial”, con Cataluña en el foco y que, en estos días, es un tema en el que “se ha avanzado gracias a un Gobierno que reconoce el problema actual”. “No entiendo que alguien diga que la Constitución no se toca y mano dura: para resolver esto, antes o después hay que cambiar el modelo y hay que valorar un Estado federal”, ha apuntado.

En cualquier caso, la escritora ha reiterado la importancia de “pensar en los catalanes” con este asunto, puesto que “se está generando un sufrimiento enorme y fragmentado familias” en la propia comunidad autónoma. “Esta crisis de convivencia no puede prolongarse más tiempo”, ha añadido, tras recordar que el origen de este conflicto fue que “a los dos partidos más corruptos de España (PP y CiU) les convenía”.

Precisamente, ha hecho una pausa para hablar de cómo la corrupción de los últimos años “ha cambiado la mirada” de los españoles. “Uno de los grandes acontecimientos de esta época es que en España se han visto cosas que se pensaban que jamás se iban a ver: por ejemplo, que Urdangarín haya acabado en la cárcel”, ha aseverado.

La memoria y España

Grandes ha insistido en el hecho de que la memoria es “un eje capital” a lo largo de su obra, y contrastando con estos artículos se podría establecer un paralelismo entre los ensayos y sus novelas –la autora se encuentra a día de hoy escribiendo la quinta obra de la serie ‘Episodios de una guerra interminable’, sobre la Guerra Civil–.

“Estoy convencida de que gran parte de las crisis tienen que ver con la amnesia institucional con la que se fundó la Transición: la democracia española no empezó con una ruptura radical de la dictadura y eso ha enrarecido mucho la relación de una buena parte de españoles con su país”, ha concluido.