Sánchez devuelve a TVE a la etapa del blanco y negro

Imagen de la torre de RTVE en Madrid.

Si yo fuera Silvio Rodríguez (el baranda de Antena 3) tendría un cabreo de mono. Consigo que los cinco líderes de los partidos políticos que, según todas las encuestas (incluída la oficial del CIS), tendrán una mayor representación parlamentaria tras el 28-A, Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Santiago Abascal, acepten venir a mi cadena para el que, en principio, iba a ser el único debate de una de las campañas más inciertas de la democracia. Me aseguro un notable éxito periodístico y empresarial, con una audiencia que puede batir récords. Después, una resolución de la Junta Electoral Central (JEC), ante un recurso de los partidos nacionalistas, bloquea la asistencia del líder de Vox y me echa por tierra el plan inicial.

Para seguir leyendo pulse aquí