La Policía Municipal captura una serpiente bastarda en un garaje de Madrid

Un agente de la Policía Municipal de Madrid con la serpiente.

Agentes de la Unidad de Medio Ambiente (UMA) de la Policía de Madrid recogieron durante la mañana del domingo a una serpiente bastarda de un garaje situado en el madrileño barrio de Villavere, han informado fuentes policiales. Este tipo de culebras son frecuentes en Madrid y de ellas se encarga la UMA.

La culebra bastarda o de Montpellier (Malpolon monspessulanus) es un reptil que puede llegar a medir hasta 2,5 metros. Se alimenta de pequeños mamíferos como ratas, ratones o crías de conejo, así como aves, lagartos y de otros ofidios de menor tamaño. Si se siente molestada se erguirá y emitirá un siseo penetrante.

Su veneno, inoculado por unos colmillos situados en la parte posterior de la boca, es de baja toxicidad para las personas por lo que su mordedura, aunque pueda ser dolorosa, no resulta peligrosa para el ser humano.

En España ocupa principalmente la zona mediterránea aunque está presente en el resto de la Península Ibérica excepto en la cornisa cantábrica y en los valles pirenaicos. Habita ambientes soleados y es de costumbres diurnas.