La deuda de Francisco Hernando ‘El Pocero’ con Hacienda roza ya los 100 millones

Francisco Hernando, 'Paco El Pocero', dejó 6.000 viviendas en Seseña de las 13.500 planteadas.

El polémico constructor Francisco Hernando, más conocido como Paco El Pocero, debe cada vez más dinero a las arcas públicas. Su deuda avanza hacia los 100 millones: El Pocero debía a Hacienda a comienzos de 2018 exactamente 92,7 millones de euros, una cantidad susceptible de aumentar de acuerdo con las informaciones obtenidas por El Independiente.

La deuda de Hernando aparece recogida en concreto en un recurso de apelación del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de de Castilla-La Mancha, en el cual litigaban, por un lado, el Ayuntamiento de Seseña (Toledo) gobernado por el PP con el apoyo de dos tránsfugas que fueron expulsados de Ciudadanos, y por otro la Asociación de Propietarios del PAU El Quiñón, cuyos integrantes están enfrentados al constructor. El TSJCM destaca “el elevado débito contraído” por el Pocero “con la Hacienda Pública por valor de 92.713.658,40 euros”. Un decreto de la Sala Tercera del Tribunal Supremo el 28 de junio de 2018 respaldaba esta cantidad, adjuntando la resolución del TSJ castellano-manchego.

El TSJ de Castilla-La Mancha destaca el “elevado débito contraído”

Las últimas noticias sobre la deuda de Francisco Hernando datan de 2015, cuando a finales de ese año la Agencia Tributaria publicó las deudas de los principales morosos de España con Hacienda. El Pocero era el séptimo de España y el pasivo de su promotora Onde 2000 ascendía a 86 millones. Una deuda que no ha mermado desde entonces sino todo lo contrario (ha crecido), y que podría ser incluso superior a los 100 millones en la actualidad.

Agente urbanizador

Lo que los propietarios de El Quiñon denuncian en los juzgados es que Francisco Hernando pueda tener la categoría de agente urbanizador de El Quiñón ante sus abultadas deudas. El Residencial El Quiñón, en su momento conocido como Francisco Hernando, fue la macro urbanización en el municipio de Seseña para convertirlo completamente en ciudad-dormitorio de Madrid: si la localidad toledana tenía unos 6.500 habitantes en 2003, en 2007 ya tenía 13.000. El enfrentamiento de Hernando con el ex alcalde Manuel Fuentes (IU) fue sonado.

El juez duda que Hernando pueda realizar la conexión viaria con la A-4 o la red de abastecimiento

Después vino la crisis inmobiliaria y financiera, y las casi 14.000 viviendas proyectadas por El Pocero en un erial finalmente se quedaron en 6.000. El promotor, un empresario conflictivo en el trato, dejó un núcleo de población fantasma, sin los servicios básicos. Durante una década miles de casas han estado vacías hasta que nuevamente el mercado de la vivienda se ha vuelto a calentar y han llegado inquilinos atraídos por los precios baratos y las buenas calidades de los edificios. La ocupación de El Quiñón es bastante alta en estos momentos.

El recurso de apelación del TSJ castellano-manchego cuestiona que El Pocero pueda “mantener la obligación de costear las obras de urbanización” porque su firma Onde 2000 tuvo que “solicitar una prórroga para continuar las obras, así como dispone de dificultades económicas para continuar las mismas”. Entre otros cometidos, Hernando tiene que realizar “la conexión viaria con la A-4”, la “red de abastecimiento de nuevos depósitos de Seseña” o el “desvío de la línea de alta tensión de 400 KV al no ser posible su soterramiento”. “Difícilmente puede asegurar que, como agente urbanizador, se halle en condiciones de finalizar las obras”, señala el tribunal.

Los propietarios de El Quiñón reclaman más de 700.000 euros al Pocero por atrasos

La deuda actual del Pocero con Hacienda o la Seguridad Social puede ir más allá de los 93 millones. En las discusiones ocurridas entre el equipo de Gobierno que preside el alcalde Carlos Velázquez y la oposición de PSOE e IU la cifra de los 100 millones ha surgido recurrentemente en los últimos plenos, aseguran varios de los consultados. Hay propietarios de El Quiñón que aseguran que Francisco Hernando les debe más de 700.000 euros de atrasos por el mantenimiento de los inmuebles. El Pocero es agente urbanizador de El Quiñón a raíz de un pacto con el PP al poco de llegar este partido a la alcaldía en 2011.

Según publicó La Información, El Pocero mantenía en 2018 cargos en 48 sociedades y perdió 2,58 millones de euros el ejercicio pasado. Onde 2000 lleva sin percibir ingresos desde 2013. Desde la quiebra de El Quiñón -una urbanización de pisos donde las calles y el parque llevaban el nombre de familiares del promotor-, Hernando trató de exportar su negocio a Guinea pero acabó litigando contra el Régimen del dictador Teodoro Obiang; también contrató a Urdaci como asesor de comunicación, montó una empresa de jets privados y lanzó un periódico, El Semanal de Seseña. Nada de esto cuajó. Y la deuda crece. El Ayuntamiento de Seseña por su parte ha coqueteado con otro pelotazo urbanístico, Parquijote, que de momento parece aparcado.