Albiol esconde las siglas del PP e intenta marcar distancias con Génova

“Le voy a votar a él, al Albiol, al PP no, al Albiol”. Así arranca un vídeo electoral del candidato a la alcaldía de Badalona (Barcelona) y ex líder de los populares catalanes, Xavier García Albiol, que ha ocultado las siglas de su partido e intenta marcar claras distancias con Génova. Esta vez la “marca” popular tira a la baja y Albiol ha decidido hacer una campaña de cara a las autonómicas de mayo muy personalista en la que destaca cómo muchos votantes que reniegan del PP y que, incluso, son socialistas, sí le quieren como alcalde.

Las situaciones que reproduce el vídeo recoge testimonios de algunos ciudadanos con los que Albiol se ha ido cruzando en una campaña casi “puerta a puerta” y en barrios muy humildes. Dicen cosas como que “en las municipales le voy a votar a él, pero en las generales va a ser para Sánchez”. Una mujer confiesa que “siempre he votado socialista, pero ahora no voto al socialista, le voto a él”, en alusión a Albiol. Un señor mayor al que no le importa enseñar su rostro confiesa que “nosotros te votaremos a ti y somos socialistas, pero eres el Albiol”. “Yo no voy a votar al PP, he de reconocer que yo te voy a votar a ti”, dice otra electora, y así hasta más de tres minutos de votantes que confiesan no querer saber nada del PP “pero alcalde como tú, ninguno”, le dicen.

Llamamiento a los independentistas

Y, como colofón el propio Albiol bajo un corazón azul que reproduce en su interior el escudo de Badalona, explica que no intenta cambiar la ideología de nadie, tanto si “eres socialista, de Podemos, independentista o, simplemente no votas, es una cuestión en la que ni entro ni voy a entrar, pero estoy seguro que cuando hablamos de Badalona coincidimos” en temas como la suciedad  del municipio.

Explica que hay dos modelos, el que representa “la señora de la CUP”, que tuvo el bastón de mando del consistorio gracias a un acuerdo con los independentistas y el PSC a pesar del triunfo en las urnas de Albiol, o el proyecto que él representa. “Ahora sí, Recuperemos Badalona”, “Albiol, alcalde de todos” culmina el vídeo sin que por él asome ni un atisbo de siglas populares ni del charrán que los identifica.

Mucho antes de las elecciones generales, Albiol, que fue alcalde de la cuarta ciudad más poblada de Cataluña entre 2011 a 2015, ya no quería a nadie del partido en apoyo de su campaña. Tras al debacle de este domingo mucho menos, hasta el punto de que no tiene inconveniente en mostrar a ciudadanos que reniegan del PP, pero no de su persona, y llega a pedir el voto hasta a los independentistas, los mismos que pintan lazos amarillos en la puerta del garaje de su casa.

“Desaparecidos” de Cataluña

Además, el descalabro de los populares en Cataluña abunda en su estrategia de apartarse de las siglas para no verse “contaminado”. Hay que reconocerle a la cabeza de lista por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, su valentía al asumir en primera persona los malos resultados, dado que sólo ha conseguido su escaño dejándose cinco por el camino y con una pérdida de más de la mitad de papeletas con respecto al 26-J, pasando de 464.538 votos de entonces a poco más de 200.000.

Desde Génova admiten que un sólo diputado catalán supone “la práctica desaparición del partido en Cataluña”, lo que se une también a los malos resultados del País Vasco.