28A: Vox veta a periodistas en el hotel donde Santiago Abascal seguirá el recuento

Vox continúa en pie de guerra con los medios de comunicación. El partido de Santiago Abascal ha impedido la entrada de periodistas de El Español a la sala del hotel madrileño Meliá Fénix donde la cúpula de la formación tenía previsto hacer el seguimiento de la jornada electoral de las generales de este 28A. Al llegar al hotel donde fue convocada la prensa no les fue permitido el acceso al lugar pese a haberse acreditado “en tiempo y forma”.

Ha sido uno de los propios periodistas de El Español el que ha denunciado los hechos a través de la red social Twitter. Abascal ha llegado hacia las 17 horas al hotel, en la madrileña calle Hermosilla, para seguir la jornada. El pasado lunes, Vox convocó a los medios de comunicación en  este lugar. En la nota informativa enviada a los medios, abría la puerta a estos vetos, y advertía que “las acreditaciones son un acto discrecional de la organización y que el hecho de solicitarla no implica la aceptación de la misma”.

La cruzada del partido con la prensa comenzó a raíz del envío por error de un mensaje interno en el partido en el canal destinado a periodistas. Algunos medios se hicieron eco de esa información y fueron después expulsados del canal de comunicaciones de Vox. Desde entonces los desencuentros han sido sonados, y periodistas de distintos medios como La Sexta, eldiario.esEl Español han denunciado el intento del partido de impedir la cobertura informativa de sus actos.

No es la primera vez que se produce esta situación en la historia reciente: Podemos ya comenzó la cultura del veto a los periodistas hace dos años, cuando seleccionó a un grupo de periodistas a los que impedía el acceso a ciertos encuentros y dificultaba la obtención de información para algunos medios; una circunstancia que continúa dándose a día de hoy. En esta campaña, Podemos también ha aprovechado para cuestionar el papel de los medios de comunicación con referencias continuas a la “pata mediática de las cloacas”.

Vox se ha subido al carro de estas prácticas y en sus discursos presume incluso de esta prohibición a determinados periodistas. En un tuit publicado este domingo, durante la jornada electoral, la formación publicaba un mensaje a través de Twitter en el que podía leerse “Que comience la batalla”, y en la que podía verse un francotirador disparando a distintas marcas y banderas, entre ellas las enseñas de medios como La Sexta, la Cadena Ser o El País.