Toni Cantó: ‘El feminismo liberal es tener la libertad de decidir cómo defenderlo’’

Toni Cantó.

Aficionado como soy a las tablas y al mundo del teatro desde siempre, debo confesar que admiraba a Toni Cantó prácticamente desde que llegué a España. Eran los años en los que triunfaba en una serie de televisión, entonces muy célebre, en las que nuestro protagonista destacaba ya por su frescura ante las cámaras, por su perfecta dicción y dominio de la comunicación no verbal, verbal y paraverbal, y por sus recursos escénicos en general.

Son virtudes que, a buen seguro le habrán servido de gran ayuda a la hora de decidir dar un salto tan grande como el que supuso implicarse de lleno en UPyD, partido que entonces lideraba Rosa Díez. Por aquella formación obtuvo un escaño por Valencia, entre los años 2011 y 2015. Escaño que mantuvo, ya en Ciudadanos, en esta última legislatura, la que comenzó en 2016 y concluirá en pocas semanas, convocados ya los comicios para el próximo 28 de abril

Cantó se enfrenta ahora a un nuevo reto; aspirar a que la mayoría de los valencianos le otorguen su confianza en los siguientes comicios municipales, autonómicos y europeos, en este caso como candidato a la presidencia de la Generalitat valenciana. Ganas no le faltan… ideas tampoco, acerca de cómo mejorar la vida de los valencianos. En nuestro café dominical para los lectores de El Independiente, Toni Cantó nos habla de todo lo que no ha funcionado durante esta última legislatura en su comunidad, de todo lo que se ha hecho mal bajo la batuta de Ximo Puig y en qué forma él y su equipo aspiran a darle la vuelta a la situación.

Su mirada es firme y clara, su verbo fluido, curtido como está por miles de horas en los escenarios y, en esta última década, también por centenares de intervenciones parlamentarias, algunas de ellas especialmente brillantes. Cantó no tiene pelos en la lengua a la hora de denunciar los atropellos del nacionalismo en su tierra y la política de ‘paños calientes’ seguida, a su entender, por el PSOE de Sánchez, con quienes aspiran a romper España.

Pregunta.- Primero en el mundo del espectáculo, en teatro y en el cine junto con mucha televisión… y ahora triunfando en el complejo universo de la política. ¿Dos mundos muy diferentes o tienen más semejanzas de lo que parece?

Respuesta.- Tienen en común que ambas tienen algo de escenificación, pero en el teatro se usa la mentira para llegar a la verdad, y en la política que yo detesto se miente para ocultarla.

P.- ¿Qué le ha llevado a entrar en el mundo de la política?

R.- La aparición de un partido que por primera vez plantaba cara al clientelismo y a la corrupción.

P.- ¿Qué metas tiene?

R.- Seguir creyendo en lo que hago y ahora liderar un proyecto que traiga a los valencianos el gobierno que merecemos después de sufrir el nepotismo del PP y el fracaso más absoluto del tripartito.

Frente a un proyecto ‘sanchista’, que se aleja del PSOE constitucionalista, nosotros tenemos un proyecto constitucionalista y de modernidad’

P.- ¿Qué balance hace hasta la fecha?

R.- Muy positivo. Llevo unos años aprendiendo muchísimo. He sido el primer actor en la historia de este país que se ha convertido en diputado, y he cerrado mi etapa en el Congreso de los Diputados presidiendo una de las batallas por las que entré en política: la Comisión de lucha contra la corrupción.

P.- ¿Cómo ve la situación política en su comunidad?

R.- El ‘president’ Puig acaba de abrir un escenario preelectoral que a muchos ha sorprendido… La situación política en la Comunidad Valenciana es muy mala. Hemos tenido que sufrir un gobierno corrupto del PP, y ahora el de un tripartito que no sabe gestionar, que nos divide y que crea problemas donde no los había.

P.- ¿Qué problemas tiene Valencia, su comunidad que no se han resuelto en estos últimos años?

R.- No sólo no se han resuelto gran parte de los problemas de la Comunitat, sino que se han creado otros donde no los había. Más de 360.000 valencianos están en el paro, y otros muchos cientos de miles tienen empleos precarios o ven cómo pierden competitividad (como el sector agrícola) mientras el tripartito rechaza inversiones extranjeras por motivos puramente ideológicos y enchufa a los suyos con el dinero de los contribuyentes.

Todo esto con 13.823 alumnos que continúan escolarizados en barracones en la Comunidad Valenciana, con el tripartito consiguiendo el mérito de alargar todavía más unas listas de espera que ya eran interminables cuando ellos entraron en el Gobierno, y más centrados en implantar en la Comunitat Valenciana la inmersión lingüística catalana que en dar respuesta a que, por ejemplo, todavía más de 40.000 valencianos estén esperando hasta dos años únicamente para que se les evalúe su discapacidad. A mí no me cegará ninguna ideología para resolver los problemas reales de los valencianos.

Nosotros no pactaremos con el PSOE en Valencia. Es imposible pactar con quienes se hacen fotos con Otegui

P.- ¿Qué le ofrece usted, y su partido, a los valencianos? ¿Cuál es su oferta alternativa?

Somos una organización cuya misión es aglutinar el talento de la sociedad civil para resolver los problemas reales de los valencianos. Sacar a nuestros niños de los barracones, paralizar la inmersión lingüística en nuestra tierra para no convertirnos en Cataluña, recuperaremos la libre elección que los valencianos empezamos a perder con el PP y hemos perdido del todo con el tripartido, eliminaremos la burocratización administrativa y los chiringuitos creados y mantenidos por los partidos políticos que hasta ahora han gobernado la Comunitat, facilitar la creación de riqueza y empleo, reducir los impuestos, especialmente a los autónomos, y hacerlo con una memoria económica pública y creíble, es lo que ofrecemos.

R.- ¿Cuáles serán las primeras medidas que adoptaría en el caso que ganara las elecciones y pudiera ser el nuevo president de la Comunidad?

P.- Despedir a toda la red clientelar y enchufados del tripartito en todas las instituciones que pagamos los contribuyentes valencianos, incluida la eliminación inmediata de chiringuitos políticos y, en especial, los chiringuitos pancatalanistas. Ejecutaremos también un paquete de medidas de estímulo a la innovación y revolución tecnológicas basadas en el conocimiento, en la apertura del talento nacional e internacional, en la reducción de impuestos y en el aumento de la productividad para que los valencianos no tengan que hacer lo que yo y otros tantos tuvimos que hacer abandonando nuestra tierra para poder trabajar. Y permítame que insista, pero sacaremos inmediatamente a los niños de los barracones, y al talibán Marzá de la cabeza de los niños valencianos. Pasando al ámbito nacional, señor Cantó, ¡hay que ver que complejo es el panorama que vivimos en los últimos meses, y la endiablada situación que puede salir de las urnas el próximo 28 A, con unas mayorías muy fragmentadas… España se ha vuelto muy plural, eso sí, por fortuna.

Despediré a toda la red de enchufados del tripartido, y eliminaré todos los chiringuitos políticos, en especial los pancatalanistas

R.- ¿Cómo lo ve desde su atalaya privilegiada de diputado en el Congreso?

La verdad es que sí que he sentido ese escaño que he ocupado como una ‘atalaya privilegiada’, porque para mí siempre ha sido un honor y orgullo inmensos poder defender los intereses de este gran país que es España. La España de las dos grandes mayorías del bipartidismo se acabó hace ya mucho tiempo. Lo que está claro es que con el actual tablero electoral es más necesario que nunca un partido como Ciudadanos, de centro y abierto al diálogo sin sectarismo y con acuerdos programáticos de modernidad y progreso.

Lo cierto es que Ciudadanos jugará un papel clave en el futuro tablero de juego. Cómo ve usted, que pertenece a la dirección de su partido, las críticas que les llueven desde ambos extremos del espectro ideológico. Me refiero, tanto a quienes les ven incardinados en el bloque de "las derechas" con PP y Vox, como a los que dicen desconfiar de ustedes por si al final deciden pactar con el PSOE si los números lo hicieran posible.

Nosotros NO pactaremos con el PSC-Valenciano. Es imposible pactar con quienes se fotografían con Otegi, negocian impuestos en la cárcel y hablan de libertad provisional e indultos a posibles golpistas. A lo que aspiramos es a poder repetir la fórmula ‘a la andaluza’ y liderar el próximo gobierno.

P.- Pero… ¿no ha sido un error de cálculo del señor Rivera ese anuncio tan prematuro de cerrar la posibilidad de un pacto en el PSOE? Esa especie, permítame la expresión, de "cordón sanitario"…

Es lógico que ante el descontento de ver a un PP hundiéndose por sus casos de corrupción exista el hartazgo del que se alimentan los extremos

R.- La decisión no ha sido sino de toda la Ejecutiva, y lo ha sido de forma totalmente unánime. Pedro Sánchez se ha entregado a los brazos de racistas y supremacistas que considera a los españoles ‘bestias con taras genéticas’, y frente a un sanchismo radicalizado que se aleja del PSOE constitucionalista, nosotros tenemos un proyecto constitucionalista y de modernidad. ¿Ha sido tan malo el señor Sánchez para España?

Y puede ser peor. Pedro Sánchez entregó la confección de los presupuestos a la izquierda radical que es Podemos. Y entregar el instrumento más importante de gestión de todo un país a un partido comunista provoca lo que estamos viendo: una industria en recesión desde septiembre y un aumento del paro de 154.000 personas pese a que haya ocultado la destrucción de empleo con contrataciones públicas. Un descenso del 20% en creación de empresas, y un aumento de cierres empresariales superior al 6,6% significan que este gobierno es el principal enemigo para la economía y riqueza de nuestro país.

P.- ¿Cómo ve los primeros compases de la nueva situación política andaluza, tras el pacto con Vox?

Nuestro pacto fue única y exclusivamente con el Partido Popular, que después encontró apoyos suficientes con esta formación política.

R.- La situación política es muy interesante, aunque la ruptura de los dos grandes bloques del Partido Popular y PSOE por la irrupción de un nuevo partido es algo que Ciudadanos vivió en primera persona, porque es Ciudadanos ese nuevo partido que lo ha conseguido.

P.- ¿Qué opinión tiene de VOX y del avance de la extrema derecha en toda Europa?

R.- No voy a criminalizar a los votantes de VOX ni de Podemos. Es lógico que ante el descontento y hartazgo de ver a un Partido Popular hundiéndose por sus casos de corrupción, y un tripartito valenciano rehén de los nacionalistas de Compromís, exista el hartazgo del que se alimentan los extremos. Nosotros somos contundentes, no extremistas.

P.- ¿Cuál es el antídoto contra el populismo?

R.- Brindar a los ciudadanos unas instituciones de las que se sientan orgullosos.

P.- ¿Cómo ha vivido la huelga feminista del 8- M señor Cantó?.De nuevo ha sido un éxito histórico, ¿no le parece?

R.- Un éxito increíble, especialmente por esa asistencia de quienes no quieren que ningún grupo político o de presión pueda arrogarse la representatividad de todas para implantar unas ideas anticapitalistas que son perjudiciales para la igualdad.

Nuestro feminismo son medidas reales en pro de la igualdad, y por eso hemos promovido una serie de medidas como la ampliación de los permisos de paternidad, la custodia compartida, la exención de la cuota de autónomos a quienes tengan hijos, las ayudas para las escuelas de cero a tres años.

P.- La posición de Cs ha sido controvertida. Menos que la del PP que no estuvo en las concentraciones, pero también ustedes han sufrido cierta incomprensión por parte de la izquierda, incluso gubernamental. ¿Le parece justo?

R.- Ciudadanos estuvo en las manifestaciones, y estuvo pese a un manifiesto anti-capitalista y fuertemente ioeologizado por la izquierda, porque cuando los liberales nos retiramos de espacios comunes como es la igualdad, la polarización y la ideología radical lo contaminan todo.

P.- Se ha criticado en especial su idea del “feminismo liberal”. Defínamelo en pocas palabras.

R.- El feminismo liberal es, como bien explican muchas de mis compañeras de partido, la libertad de decidir cómo defender la igualdad. Nosotros defendemos un feminismo liberal, moderno e inclusivo.

P.- Volvamos al hombre, señor Cantó. ¿Usted se imaginó alguna vez que podría terminar siendo político, responsable público que puede llegar a diseñar la vida de cientos de miles de conciudadanos?

R.- Los únicos que pretenden diseñar la vida de cientos de miles de ciudadanos son quienes creen tener la autoridad moral para aplicar ingeniería social. A mí jamás se me ocurriría querer diseñar la vida de nadie, sino hacer que la Administración sea un apoyo y no un obstáculo en los planes de vida y libertad de todos mis conciudadanos.

No veo objetivo más grande que simplificarle la vida a los valencianos para que puedan vivir mejor sin tener a políticos mediocres entorpeciéndoles el día a día

P.- Perdóneme la frivolidad, que no es tal, pero… ¿le ha ayudado su formación escénica en su actividad pública?

R.- En política es importante saber expresar tus ideas. Tener formación escénica es una ayuda, sin duda.

P.- ¿Cómo concilia usted, Toni? ¿Cómo compatibiliza una complicada agenda de responsabilidades públicas con su vida privada?

R.- Siempre que estoy con mis hijos procuro no hacer otras cosas. Por ellos… y por mí.

P.- ¿Qué anhelo le gustaría conseguir como político, por encima de cualquier otro?

R.- Terminar esta etapa de mi vida habiendo conseguido una Administración Pública Valenciana sin enchufados, eficiente y de calidad, y una economía y un nivel de vida en la Comunitat Valenciana como para sentirme orgulloso. Alguien dijo alguna vez que los grandes objetivos le simplifican a uno la vida, y yo no veo objetivo más grande que simplificarle la vida a los valencianos para que puedan vivir mejor sin tener a políticos mediocres entorpeciéndoles el día a día.