Mapfre, a la espera del viento a favor

Velero patrocinado por Mapfre en una regata.

Mapfre cerró 2018 con los deberes por hacer. La aseguradora española alcanzó el final del ejercicio lejos de los objetivos de ingresos y rentabilidad que se había marcado para el periodo 2016-2018. Y los inversores, no podía ser de otra manera, se lo hicieron pagar: al cierre del ejercicio pasado, las acciones de Mapfre se ubicaban hasta un 20% por debajo de su precio dos años antes.

Para seguir leyendo pulse aquí