Cruz Roja, lista para proporcionar ayuda humanitaria en Venezuela

Centro de acopio dispuesto en el puente internacional de Tienditas, en Cúcuta (Colombia), para su reparto en Venezuela.

El presidente de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, el italiano Francesco Rocca, ha confirmado que la organización está preparada para llevar a cabo el reparto de la ayuda humanitaria tan pronto como se les permita actuar. La ayuda con medicamentos y alimentos está bloqueada desde hace días por el régimen de Nicolás Maduro, que mantiene cerrado el acceso por carretera desde Colombia.

“Tal como lo ha expresado el presidente de la sociedad nacional de Cruz Roja Venezolana hace dos días, estamos listos para poder apoyarlo en la distribución de la ayuda humanitaria”, ha declarado Rocca, quien ha recordado que la ONG ya ha actuado “en varias partes del mundo” en situaciones igualmente “difíciles”.

El presidente mundial de Cruz Roja, Francesco Rocca, durante la conferencia de prensa ofrecida este viernes en Caracas (Venezuela).

Francesco Rocca (con corbata roja), durante la rueda de prensa en Caracas.

El presidente de Cruz Roja se ha desplazado al país suramericano para apoyar a la filial venezolana en la gestión de la ayuda que se pretende distribuir entre la población y que Maduro ha conseguido impedir hasta el momento. La propia vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, ha defendido este sábado que su país no sufre una crisis humanitaria y ha calificado de “gran farsa” la operación de EEUU para la entrega de ayuda.

Francesco Rocca ha hecho un llamamiento para que se respete el trabajo de Cruz Roja y ha reiterado que la organización se guía por siete principios fundamentales, entre ellos los de “neutralidad, imparcialidad e independencia”. En este sentido, el presidente de la ONG ha pedido que la ayuda humanitaria no se convierta en un motivo de discusión política, sino que venga a resolver las perentorias necesidades de los venezolanos.

Tres enormes contenedores bloquean desde mitad de semana el Puente Internacional Las Tienditas, que une Cúcuta (Colombia) con el extremo oeste de Venezuela. Es la estrategia de Nicolás Maduro para evitar que en el país comience a entrar este fin de semana la ayuda humanitaria prometida por Estados Unidos y la Unión Europea a Juan Guaidó.

Se trata, en un primer envío, de alimentos y medicinas de primera necesidad para la población en riesgo extremo, aunque grandes cantidades de personas se han desplazado en las últimas horas a las principales ciudades fronterizas para esperar a un hipotético reparto.

Tanto Maduro como su número dos, Diosdado Cabello, han asegurado que “repelerán” a cualquier fuerza extranjera que intente ingresar al país. Y el ingreso de la ayuda no será posible si no es así o con la colaboración activa de las Fuerzas Armadas venezolanas, que para ello tendrían que desobedecer la orden directa dada por el régimen.

La Unión Europea ha comprometido en conjunto un primer envío por valor de cinco millones de euros, mientras que la aportación de los Estados Unidos asciende a 20. La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) ha estimado que destinará 650.000 euros a Venezuela durante 2019, aunque la cifra se trata de una “previsión inicial” que podría aumentar por mecanismos de emergencia en función de las circunstancias.