Puigdemont y Torra prometen “avanzar por la vía de los hechos” hacia la república

“El Consejo de la República se propone avanzar por la vía de los hechos hacia la república” ha anunciado solemnemente Carles Puigdemont en el acto de constitución del nuevo organismo. Lo ha hecho desde Bruselas, donde hace un año huyó junto a varios miembros de su gobierno, mientras el Govern en pleno seguía la ceremonia desde Palau. El ex presidente catalán ha anunciado además que el Consejo “abrirá un registro de ciudadanos que quieran avanzar a la republica”.

“Al Consejo le toca avanzar de manera mas desacomplejada, desde Europa, al amparo de las amenazas del Estado” ha insistido Puigdemont, quien ha lamentado que Govern y Parlament “tienen ámbito limitado de actuación” por lo que el nuevo organismo “debe actuar sin el constreñimiento del Estado autoritario y hacer lo que nos comprometimos cuando decidimos construir la república”.

Al Consejo le toca avanzar de forma desacomplejada, desde Europa, al amparo de las amenazas del Estado” asegura Puigdemont

Así, ha definido el nuevo organismo como “un espacio de participación, coordinación de los actores independentistas y decisión política que llegue donde las instituciones no pueden llegar” tras insistir en la “represión del Estado” que impide desarrollar ese proyecto en Cataluña. El mismo argumento que ha utilizado para justificar su huida de hace un año, fuertemente cuestionada tras confirmarse en las últimas semanas que lo hizo sin comunicárselo a buena parte de su gobierno.

“Avanzaremos en debate que el Estado no quiere que tengamos en el Parlament” ha insistido Puigdemont, quien ha asegurado que el Consell, y su registro de ciudadanos, tendrán un papel determinante en la creación de la asamblea de representantes que debe poner las bases de la futura república.

Quiero trasladar un mensaje de esperanza a los presos” ha afirmado Puigdemont antes de recordar que se cumple un año de su huida a Bruselas

Ha lanzado además “un mensaje de esperanza a los presos” tras recordar el aniversario de su huida que ha justificado “para tener espacio donde actuar con una libertad de expresión y una libertad de movimientos imposibles en España” y para “defender la continuidad de  las instituciones y un mandato legítimo descabezados por un auténtico golpe de estado que había que denunciar en Europa”.

El president Quim Torra ha insistido también en que el Consell nace con la voluntad de avanzar hacia la república y ha dejado claro que “no hemos venido a gestionar la autonomía, no venimos a dejar pasar el tiempo porque el tiempo se hace más largo en las prisiones y los exilios. Por eso no tenemos alternativa a avanzar hacia libertad” ha concluido.

“El Consell nace como una palanca para avanzar hacia la república, para hacer efectivo mandato del 1-O, con la fuerza del 3-O y legitimidad de la declaracion del Parlament del 27-O” ha señalado Torra, quien ha advertido de que “no estamos aquí para lamentarnos sino para ser consecuentes con el mandato de Cataluña”.

La presentación del Consell se ha oficializado en el Salón Sant Jordi del Palau de la Generalitat para darle empaque institucional al nuevo organismo, pese a que la portavoz y consellera de Presidencia, Elsa Artadi, ha dejado claro horas antes que se trata de un organismo privado y asegurar que no recibirá dinero público.

Integrado por Puigdemont y el resto de miembros de su gobierno huidos: Antoni Comin, Lluís Puig, Meritxell Serret y Clara Ponsatí, Artadi ha asegurado que el Consell no influirá en la labor del día a día de la Generalitat, pero sí tendrá “un rol importante en lo que es la articulación del movimiento independentista”.

Rechazo de la oposición

El Consell de la República ha nacido con la frontal oposición de los partidos no independentistas, que ven en esta estructura una nueva operación de marketing vacía de contenido y ya han anunciado que vigilarán que esta entidad privada no reciba fondos públicos. EL portavoz de C’s, Carlos Carrizosa, la ha tachado de “institución fake” y ha recriminado al Govern la creación de “un chiringuito más donde enchufar a amigos del procés”.

Carrizosa cree que “se trata de fuegos artificiales para hacer ver que están creando una república” y ha lamentado que esta dinámica revierte en una “persistente degradación de las instituciones catalanas” y “una constante creación de chiringuitos políticos”. El portavoz de Cs ha afirmado que desde su partido seguirán atentos al “uso de símbolos oficiales” y a que “este organismo no asuma competencias de la Generalitat”.

Eva Granados, portavoz del PSC en el Parlament, ha criticado también el nuevo órgano y ha anunciado que su partido pedirá el amparo del Parlament por las insuficientes explicaciones que han recibido sobre este entidad en teoría privada pero que se presenta con todos los honores en el Palau de la Generalitat. “No vamos a permitir que Torra dé alas a la desobediencia de Puigdemont” ha advertido. es una gesticulación mas para contentar a Puigdemont

Tampoco CatEC, socio preferente del Govern en los últimos plenos, ve con buenos ojos la creación del Consejo. Para su nueva portavoz, Susana Segovia ha reclamado al Govern que dejen de centrarse “en organismos paralelos” y ha advertido que “más allá de la actividad que pueda tener una entidad privada, nos gustaría que el Govern concrete qué papel tendrá y qué relación con las instituciones catalanas”.