Fracaso histórico: el Parlament rechaza la autodeterminación y reprobar al Rey

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el vicepresidente, Pere Aragonès al inicio del pleno del Parlament.

El Pleno del Parlament ha rechazado este martes dos resoluciones impulsadas por la mayoría independentista con las que se reafirmaban las leyes de ruptura y se reprobaba al Rey Felipe VI. Los votos de JxCat, ERC y la CUP no han sido suficientes, sin los cuatro escaños de Carles Puigdemont, Jordi Sánchez, Josep Rull y Jordi Turull, que minutos antes de la sesión han rechazado modificar su petición de sustitución como pedían los letrados para hacer efectivo su voto. JxCat y ERC han perdido además “más resoluciones de las previstas” como ha reconocido tras el pleno el líder del Grupo Republicano, Sergi Sabrià, debido a la falta de esos cuatro votos.

Así, el voto de los comunes ha sido determinante para rechazar la resolución pactada por JxCat y la CUP, y apoyada por ERC, en la que se reprobaba a Felipe VI, al que los independentistas han acusado de “avalar la violencia policial y la violencia económica” orquestada a su juicio por el Gobierno de Mariano Rajoy. La Cámara ha rechazado también la moción de los antisistema en la que se proponía “reafirmar la validez” de la Ley del Referéndum y la de Transitoriedad Jurídica para “ejercer” el derecho a la autodeterminación.

En ambos casos, el resultado ha sido un empate a 65 votos entre el bloque independentista y el constitucionalista, integrado también, esta vez, por los Comunes, por lo que los independentistas han perdido ambas votaciones. De haber aceptado la formulación avalada por los letrados y haber cambiado su petición de sustitución como pedía ERC, esas votaciones habrían salido adelante.

La CUP, sin embargo, ha denunciado que da por ganadas esas votaciones porque considera válidos los votos de los diputados suspendidos. En el sentido contrario, el portavoz de C’s, Carlos Carrizosa ha dejado constancia de que su grupo rechaza también la sustitución de los diputados de ERC, Oriol Junqueras y Raül Romeva, por lo que a su juicio el independentismo debería haberse quedado con 63 votos.