El periodista Andrés Gil renuncia a ser propuesto para presidir RTVE

Andrés Gil

El periodista Andrés Gil ha renunciado este domingo, a través de un artículo publicado el eldiario.es, a ser propuesto para presidir el consejo de Radio Televisión Española, a pesar de que su candidatura, consensuada por el Gobierno y Podemos, no contaba con el apoyo del PNV.

“Mi nombre como presidente de RTVE podía tener sentido si suscitaba un acuerdo amplio para contribuir, de forma transitoria y hasta que se produzca el concurso público, a una RTVE con independencia, pluralidad y credibilidad”, sostiene el redactor jefe de política del periódico digital que dirige Ignacio Escolar.

“Pero sin el apoyo de los trabajadores y sin consenso parlamentario resulta imposible”, sentencia. El nombre de Andrés Gil había sido propuesto por Podemos tras descartarse los de Arsenio Escolar y Ana Pardo de Vera. La polémica surgió el pasado viernes cuando se conoció que Gil borró 13.000 tuits al conocer la posibilidad de pasar a dirigir el ente público.

Las negociaciones entre los grupos parlamentarios para la elección del nuevo presidente de RTVE encallaron el viernes tras las reticencias expresadas por el PNV y ERC sobre Andrés Gil, el candidato consensuado entre PSOE y Podemos, que no contentó al resto de fuerzas políticas.

La portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, ha pedido al resto de grupos parlamentarios que sean “generosos y constructivos” para poder consensuar un nuevo presidente de RTVE que permita acabar con la “manipulación” y conformar un ente público plural.

El Congreso de los Diputados celebra este lunes el primero de los plenos extraordinarios que habrán de culminar con la elección del nuevo Consejo de Administración y el presidente de RTVE. Antes del próximo domingo, Congreso y Senado acogerán entre tres y seis plenos para designar a los diez consejeros de la corporación pública, de entre los cuales se seleccionará a su presidente.

Este lunes ambas Cámaras deberán conocer los nombres propuestos por los grupos parlamentarios: el Senado tendrá que seleccionar cuatro, seis el Congreso. A las 16 horas, arrancará el Pleno en la Cámara Baja.

Nombres en una papeleta

Allí, cada diputado tendrá que escribir en una papeleta un máximo de seis nombres: serán elegidos aquellos que más votos obtengan, siempre y cuando cuenten con el respaldo de dos tercios de la Cámara.

El reglamento del Congreso determina que el sistema de elección de nombramientos sea mediante papeletas.

En el caso de no lograr esa mayoría, se realizará un segundo escrutinio pasadas 48 horas de la primera votación (en el que sería el segundo pleno en el Congreso), es decir, el miércoles. Entonces, los candidatos podrán ser designados con una mayoría absoluta si tienen el apoyo de la mitad de los grupos parlamentarios.

Paralelamente, el Senado tendrá su primer pleno extraordinario para la renovación de RTVE el martes por la tarde -esa mañana, los candidatos tendrán que comparecer ante la Comisión de Nombramientos.

De no contar los cuatro aspirantes con un respaldo de dos tercios, la Cámara Alta procederá a una segunda votación el jueves por la tarde.

Una vez seleccionados los diez consejeros, el Congreso procederá a nombrar al presidente de la corporación: por dos tercios en una primera votación o mayoría absoluta en segunda ronda pasadas 48 horas. Ambos plenos tendrían que tener lugar entre el viernes y el domingo.

Así, entre el lunes y el domingo puede haber entre tres y seis plenos extraordinarios -dos en el Senado y cuatro en el Congreso-. A la vista de las complejas negociaciones entre los distintos grupos para proponer a los candidatos, no se espera que las Cámaras se pongan de acuerdo a la primera.

El corto margen de tiempo estipulado por el decreto ha obligado a las Cortes a una tramitación acelerada y que esta tenga lugar en julio, mes inhábil.

Renovación ‘urgente y temporal’

El decreto aprobado por el Gobierno, que establece un plazo de 15 días naturales para la renovación urgente y temporal de RTVE, incluye además una cláusula de desbloqueo para el caso de que se produzca un bloqueo en el Senado, donde el PP cuenta con mayoría absoluta.

Si la Cámara Alta no culmina el nombramiento de sus cuatro consejeros, la tarea recaerá en el Congreso, que tendrá un plazo adicional de diez días para completarla, con lo que el Consejo de Administración no estaría conformado a fecha 8 de julio.

Al margen de la actividad parlamentaria para la designación de los consejeros, el Congreso tendrá que celebrar un último pleno extraordinario para convalidar el decreto del Gobierno antes del 23 de julio.

El Gobierno decidió aprobar un decreto ley para renovar a la cúpula de la corporación pública de manera urgente y transitoria ante el vacío de poder entre la salida de José Antonio Sánchez y hasta que se elija por concurso público a su sustituto y un nuevo Consejo de Administración.

La portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, aseguró que se trata de “una regulación transitoria” que cesará cuando las Cortes apliquen la nueva ley con concurso público.

“Queremos que la ley sea desarrollada y tenga cauce”, pero en tanto eso no se hace el decreto viene a solucionar una situación “anómala, excepcional y de emergencia”: “No podemos dejar que nuestra radiotelevisión española, nuestros medios públicos de comunicación se mantengan con un control ideológico y político”, recalcó.