El Gobierno ofrece a Torra diálogo sin límites pero no admite la autodeterminación

Carmen Calvo, junto a Jesus Posada.

El Gobierno de Pedro Sánchez ofrece al presidente de la Genaralitat, Quim Torra, “un diálogo abierto, franco, democrático y sin cortapisas”, es decir, sin límites a propuestas que quiera plantear como la posibilidad de celebrar un referéndum pactado en Cataluña, aunque advierte que el derecho a la autoderminación no existe en la Constitución española. Así lo ha explicado este martes la vicepresidenta y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, durante su comparecencia en la Comisión Constitucional del Congreso.

A preguntas del portavoz de ERC, Joan Tardà, que ha condicionado su apoyo parlamentario a Pedro Sánchez a que su Gobierno se abra a debatir sobre la posibilidad de celebrar un referéndum pactado en Cataluña, Calvo no ha puesto límites a ese diálogo. La vicepresidenta ha aclarado que su expresión de diálogo sin cortapisas significa que “tenemos que tenemos que tener libertad para hablar” con Torra, un presidente “legítimo de un Gobierno que no ha cometido ni una sola ilegalidad ni ninguna falta sobre el estatuto de autonomía o la Constitución”.

En esta línea, Calvo ha asegurado que Torra podrá “hablar en libertad, faltaría más”, durante su reunión con Pedro Sánchez del próximo lunes, aunque ha advertido que “el derecho a la autodeterminación no existe en nuestra Constitución ni en ninguna otra”. Por ese motivo, ha instado al presidente de la Generalitat a acudir el lunes a Moncloa con un “tono de lealtad, respeto y con la tranquilidad de que se puede plantear todo lo que se puede hablar”, ya que conoce perfectamente “los sitios donde no nos vamos a encontrar”.

Calvo respondía así a Tardà, que le había preguntado si su expresión de diálogo “sin cortapisas” es sinónimo de “sin condiciones”, como reclama ERC para apoyar iniciativas parlamentarias del Gobierno como la renovación de la cúpula de RTVE. “Sin renuncias también significa que ustedes pueden valorar las palabras del presidente de la Generalitat cuando intente hacerles a ustedes entender que quizás haya que celebrar un referéndum para derecho a decidir”, explicaba el diputado.

En respuesta, Calvo ha explicado que el Gobierno socialista se siente “responsable de todos los catalanes, también de los independentistas”, por lo que ofrece “libertad para hablar”porque “no podemos frustrar a una sociedad como la catalana que también necesita recomponer puentes que se han roto”.

Al representante de ERC le ha satisfecho la respuesta ofrecida por la vicepresidenta, según ha explicado el propio Tardà, que se ha abierto a modificar la posición de su partido sobre el real decreto de RTVE para apoyarlo en el Congreso. “He tomado nota textual. Y además celebro lo que ha dicho. Ha dicho: sólo faltaría que el señor Torra no pueda venir a hablar de lo que considerase oportuno. De igual manera creo que sólo faltaría que el señor Sánchez no pudiera decirle al señor Torra todo aquello que considere oportuno. Fíjese si hemos coincidido”, ha expuesto.