ANC y Omnium ya han recaudado los 2,1 M€ para la fianza del gobierno Puigdemont

Un momento de la manifestación convocada para exigir la libertad de Jordi Sánchez, Jordi Cuixart y los miembros del Govern.

Òmnium Cultural y la ANC han conseguido en un tiempo récord donativos por más de dos millones de euros para hacer frente a la fianza impuesta por el Tribunal Supremo a los líderes independentistas por su responsabilidad en la convocatoria del referéndum ilegal del 1 de octubre. La caja de solidaridad creada por ambas entidades lanzó un nuevo llamamiento el pasado jueves, cuando el juez Pablo Llarena, que instruye la causa en el Supremo, fijó en 2,1 millones de euros la fianza solidaria para los imputados por el 1-O.

En tres días las entidades soberanistas han recaudado 700.000 euros para evitar el embargo de los líderes políticos del soberanismo, puesto que Llarena dio de plazo hasta hoy martes para hacer efectiva la fianza solidaria. Sumados a los fondos de los que ya disponía la caja solidaria gracias a las donaciones de los últimos meses, el fondo de ayuda a los imputados por el procés suma casi tres millones de euros, según ha explicado hoy el tesorero de la ANC, Quim Arnau, en declaraciones a Betevé.

El pasado jueves, Llarena dio dos días hábiles a Carles Puigdemont y sus trece ex consellers para hacer efectiva una fianza de 2.135.948 euros en concepto de responsabilidad civil, por el delito de malversación del que todos ellos están acusados por la organización del referéndum ilegal.

Gracias al método de la caja solidaria ANC y Òmnium han hecho frente ya a las fianzas de los ex consejeros puestos en libertad condicional -Carles Mundó y Meritxell Borràs- además de Raül Romeva, Josep Rull y Jordi Turull, que posteriormente volvieron a ser encarcelados por orden del Tribunal Supremo. Esta caja ha hecho frente también a las fianzas de los miembros de la anterior Mesa del Parlament, también en situación de libertad bajo fianza.

El mensaje de las entidades independentistas en las redes sociales ha tenido un éxito casi inmediato. Ahora, los responsables de la caja de solidaridad deben dirigirse al Tribunal Supremo para hacer efectiva la fianza y evitar el embargo de los ex miembros del Govern.