Sánchez y Torra se emplazan por teléfono a una reunión en los próximos días

Pedro Sánchez, en el Consejo de Ministros con Josep Borrell.

Gobierno y Generalitat tienen prisa por iniciar el deshielo en las relaciones. Así lo ha afirmado reiteradamente el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y de la misma opinión parece ser el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que esta tarde habría llamado a Torra para sentar las bases de un encuentro en los próximos días.

Según avanza Ara, Sánchez ha decidido romper el hielo entre ambas administraciones poco después de concluir el primer Consejo de Ministros de su Gobierno. Una reunión del Ejecutivo en la que Sánchez ha lanzado ya un primer guiño, con la decisión de levantar el control financiero sobre las cuentas de la Generalitat, y a la que la ministra de Administraciones Públicas, Meritxell Batet, ha llevado ya la carpeta catalana como prioridad del nuevo gobierno.

El presidente del Gobierno ha telefoneado a Torra para proponerle una reunión “en los próximos días”, tras lo cual ambos presidentes han dejado en manos de sus respectivos gabinetes la búsqueda de fecha y hora. El Gobierno se había fijado como límite convocar a Torra “antes del verano” una fecha que dejaba a Sánchez unas semanas para estudiar la “carpeta catalana” antes de reunirse con el president, pero esos plazos parecen haberse acelerado ahora.

De hecho, el primer secretario del PSC ha insistido esta misma tarde en el Gobierno está en fase de creación de equipos de trabajo pero “sería bueno que en las próximas semanas se produzca esa reunión con la voluntad de reemprender el diálogo”. El líder de los socialistas catalanes ha sido muy prudente sobre los resultados de ese primer encuentro, que a su juicio debe servir ante todo para “restablecer niveles de confianza”.