Pedro Sánchez y Pablo Iglesias exhiben su alianza y hacen pinza contra el PP

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la sesión de control.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han exhibido este miércoles su alianza en el Congreso de los Diputados. El líder de Podemos ha dejado aparcada su agresividad dialéctica y se ha mostrado “complacido” de tener al secretario general del PSOE como presidente del Gobierno, al que ha invitado a recorrer juntos un nuevo “camino de colaboración” que comience con la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad.

“Quiero pedir el apoyo de su Gobierno para que ese derecho se pueda convertir en ley porque las mujeres de este país se lo han ganado”, ha solicitado Iglesias. El líder de Podemos ha advertido a Sánchez de que las reclamaciones de su partido no son “deberes” que le ponen sus dirigentes, sino la “España del cambio” que ha impulsado la moción de censura para que pudiera convertirse en presidente del Gobierno.

El tono edulcorado de Iglesias sólo se ha agriado para lanzar reproches al PP, ya en la oposición, y especialmente a su portavoz parlamentario, Rafael Hernando. Con sus críticas al PP, Iglesias daba continuidad al discurso de Pedro Sánchez iniciado el martes en el Senado y continuado en el Congreso que consiste en acusar al anterior Gobierno del auge del independentismo cuando el PP le pregunta el precio que pagará a los secesionistas por su apoyo a la moción de censura.

“Ya han empezado a pagar ese precio con la modificación de la Constitución y al estar dispuestos a tergiversar sentencias del Tribunal Constitucional”, ha acusado Rafael Hernando, que ha recordado que el Gobierno permite el impulso de las embajadas independentistas fuera de España gracias al cese del control de las cuentas de la Generalitat. También ha reprochado que el Gobierno socialista esté dispuesto a utilizar la política penitenciaria para contentar a sus socios de la moción de censura.

A la petición de lealtad por parte de Sánchez, Hernando ha sido contundente: “Mi lealtad es con España, con los españoles, con la Constitución y con el Rey, no con usted. Con usted lealtad aquellos”, ha señalado en referencia a los escaños ocupados por los independentistas.

“Hacerse un Montoro”

A pesar de la sintonía que Podemos quiere mostrar con el Gobierno, el presidente también ha recibido reproches por parte de la izquierda. El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, le ha advertido de que “no puede hacer un Montoro a los valencianos” con su anuncio de que esta legislatura no reformará el sistema de financiación autonómica. “No le votamos para que hiciera lo mismo que el PP”, ha denunciado, mientras Sánchez reiteraba su intención de sólo revisar el modelo de financiación.