Pedro Sánchez confirma la intención del Gobierno de acercar a los presos independentistas

Pedro Sánchez, durante su entrevista en TVE.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha confirmado este lunes que la intención de su Ejecutivo es trasladar a los líderes independentistas en prisión preventiva a cárceles de Cataluña. “Es razonable que, en el momento en que el juez lo considere, Instituciones Penitenciarias tome la decisión de trasladarles a cárceles catalanas para que estén cerca de sus familiares y de sus letrados”, ha dicho el dirigente socialista.

Sánchez, que ha concedido a TVE la primera entrevista de su mandato, ha dicho además que “en el momento en que se considere sustancial la fase en la que están ahora mismo inmersos, el Gobierno de España podrá tomar la decisión”.

El presidente del Gobierno ha anunciado también que este viernes acudirá junto al rey Felipe VI a la inauguración de los Juegos del Mediterráneo, que se disputarán en Tarragona, y que allí “espera coincidir” con el presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Además, Sánchez ha confirmado que se encontrará con el presidente catalán “a principios” de julio, en el marco de las reuniones con los presidentes autonómicos que iniciará con el lehendakari vasco, Iñigo Urkullu. En este sentido, Sánchez ha puesto sobre la mesa la intención de rescatar la comisión bilateral entre el Gobierno de España y la Generalitat.

El presidente del Gobierno ha confirmado también que romperá con la tradición que marca que el primer viaje internacional de cada presidente del Gobierno sea a Marruecos. Sánchez ha confesado que la primera llamada que hizo como presidente sí fue a Rabat, pero que su primer viaje oficial se producirá este sábado, cuando viaje a París para reunirse con Emmanuel Macron. Visitará Marruecos “en el segundo semestre del año”.

En cuanto a Marruecos, Sánchez ha defendido la necesidad de proteger las fronteras sin métodos como las concertinas, aunque ha recalcado que abrirlas no es una posibilidad. Sobre la acogida del Aquarius, ha vuelto a apelar a las necesidades humanitarias y ha apelado a la necesidad de enfocar el problema de la inmigración desde una perspectiva europea, subrayando especialmente la necesidad de actuar en origen para reducir las “desigualdades” que provocan la necesidad de migrar. En esa línea, ha tirado de datos para ilustrar que el PIB español equivale al conjunto del PIB de los 30 países africanos que más población pierden debido a la emigración.