El Eurogrupo pone fin a los rescates a Grecia ocho años y 300.000 millones después

El Partenón, en la Acrópolis de Atenas.

Cambio de ciclo. Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (Eurogrupo) han cerrado esta madrugada la cuarta y última revisión del rescate de Grecia, que implica un nuevo desembolso de 15.000 millones de euros para Atenas y que servirá para poner fin a ocho años de programas de asistencia a la economía helena.

Así lo ha confirmado el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, en declaraciones a los medios tras la reunión, en las que también ha señalado que el pacto representa “una solución creíble para los mercados”. “Hemos encontrado un acuerdo sobre el pago de la deuda griega. Es un buen acuerdo, que debe permitir a Grecia mirar al futuro con confianza y acelerar la recuperación”, ha apuntado.

Con este acuerdo, que ha llegado tras diez horas de negociaciones, Grecia saldrá oficialmente del rescate el próximo 20 de agosto, después adoptar 450 medidas y de recibir casi 300.000 millones de euros desde 2010, año en que se firmó el primer rescate heleno. Sólo en el tercer programa Atenas habrá recibido 61.900 millones de euros cuando se complete el último pago.

Además, los titulares de Finanzas de la zona euro han pactado un paquete de medidas para reestructurar la deuda pública de Grecia, que en abril de este año ascendía el 178% de su PIB. Este acuerdo incluye una extensión de diez años de los vencimientos de los préstamos y una moratoria también de una década para empezar a devolverlos.

El acuerdo también incluye el pago en cuatro tramos, hasta 2022, de los 4.000 euros en beneficios que ha conseguido el Banco Central Europeo (BCE) por la compra de deuda griega. No obstante, estos pagos de 1.000 millones anuales están sujetos a que Atenas continúe adoptando reformas.