Cifuentes alega enfermedad para no comparecer ante la juez del ‘caso máster’

Cristina Cifuentes, en un acto del PP.

La ex presidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes ha alegado este martes enfermedad para no comparecer en calidad de investigada ante la juez que instruye el caso máster. Un forense examinará a media mañana en su domicilio a la ex dirigente del PP madrileño, que en los últimos días había intentado sin éxito suspender su declaración solicitando a la instructora que elevara la causa al Tribunal Supremo al dar por hecho que el aforado Pablo Casado, uno de los siete aspirantes a suceder a Mariano Rajoy, sería imputado.

Cifuentes tenía que comparecer en calidad de investigada por la posible comisión de delitos de falsificación en documento público y cohecho en relación con el máster en ‘Derecho Público del Estado Autonómico’ que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) en 2011/12. La ex dirigente del PP de Madrid obtuvo el título, que invocaba en su currículo oficial hasta que renegó de él ante el rector, y no ha podido acreditar desde que estalló el escándalo el pasado 21 de marzo que realmente defendió el Trabajo Fin de Máster (TFM).

Fuentes jurídicas han informado a este diario de que Cifuentes ha presentado un escrito a la titular del Juzgado de Instrucción 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, en el que ha pedido no comparecer alegando motivos de salud. Ante esta solicitud, la magistrada ha dictado una providencia suspendiendo la declaración y ordenando a un forense que se desplace al domicilio de la ex presidenta para comprobar su estado de salud.

La instructora del caso envía a un forense al domicilio de Cifuentes para examinarla y la vuelve a citar el próximo 23 de julio

En paralelo, Rodríguez-Medel ha fijado el próximo 23 de julio como nueva fecha para oír como imputada a Cifuentes, que se vio forzada a renunciar a su carrera política semanas después de conocerse que le modificaron dos calificaciones del máster en las que inicialmente figuraba como ‘No presentada’ –La financiación de las comunidades autónomas y entidades locales y el TF- para que le constara un notable (7.5).

La incomparecencia por motivos de salud de la ex jefa del Ejecutivo madrileño se produce después de haber intentado sin éxito suspenderla en los días previos. Su defensa presentó el pasado viernes un escrito ante la juez que instruye la causa solicitándole que elevara exposición razonada ante el Tribunal Supremo al dar por hecho que el dirigente del PP Pablo Casado será imputado. Éste es aforado -tiene acta de diputado en el Congreso- y Rodríguez-Medel no es competente para investigarlo, lo que le obligaría en tal caso a declararse incompetente.

En un auto fechado este lunes, la instructora exponía que no hay ningún imputado que sea aforado en esta causa y que, por lo tanto, tampoco el Alto Tribunal se ha pronunciado sobre si procede o no abrir un procedimiento penal al aspirante a liderar el Partido Popular, por lo que se mantiene como competente para instruir estos hechos.

En su resolución, la magistrada recalca que el hecho de haber solicitado al Congreso de los Diputados que certifique la condición de parlamentario de Casado no es equiparable con el hecho de remitir una exposición razonada al Supremo exponiendo indicios de criminalidad contra el dirigente ‘popular’. De igual manera, la instructora explica que en el caso de la pieza separada donde se investiga el máster de Pablo Casado aún quedan pruebas documentales y testificales que analizar antes de decidir si se elevan los citados indicios al Alto Tribunal.

La titular del Juzgado de Instrucción 51 de Madrid ha citado este martes a otros cuatro imputados. Se trata de Jesús Primitivo González, Manuel Arenilla, Elena Pérez Martín y Esther González, profesores del máster en la edición en la que se matriculó Cifuentes. La magistrada también ha citado a declarar en calidad de testigos a dos informáticos de la Universidad Rey Juan Carlos.