Aznar suspende: el 85,9% de los españoles no quiere que vuelva a la política activa

“El centro-derecha nacional está desarticulado. Desde mi posición actual, y no desde otra, contribuiría con mucho gusto en su reconstrucción”, dijo Jose María Aznar hace diez días. Fue la misma jornada en la que Mariano Rajoy anunciaba la convocatoria de un congreso extraordinario del PP para ceder la presidencia de su partido. Pues no. No parece que desde ninguna posición los españoles vean con buenos ojos la intervención del ex presidente del Gobierno en política. El sondeo de DYM para El Independiente/Prensa Ibérica arroja un dato incontestable. A la pregunta: “¿Le gustaría que José María Aznar volviera a la política activa?”, un incontrovertible 85,9 por ciento dice que no.

 

Pero si, además, se analiza el sondeo desde la posición de voto declarado de los encuestados, el 79,6 por ciento de los votantes del PP no quiere tampoco el regreso del que fue presidente del Gobierno entre 1996 y 2004 y líder del partido desde 1990. Tan sólo un exiguo 16,3 por ciento apoyaría su vuelta a la primera línea política. El rechazo a la figura de Aznar es mayoritario. Siempre polarizó a la opinión pública, pero ahora encuentra pocos adeptos, todos ellos ahora bajo el paraguas de FAES, donde acabaron los críticos a Rajoy.

Entre el resto de las principales fuerzas políticas la animosidad va in crescendo. El 89,6 por ciento de los votantes de Ciudadanos, el 91,4 de los del PSOE y el 96,5 de Unidos Podemos se muestran, de forma incontestable, en contra de un hipotético regreso a la primera línea política. Ni siquiera le ha servido su evidente acercamiento a Albert Rivera para intentar desgastar a Rajoy. En puridad, Aznar no habla tanto de volver a la primera línea como de  “apadrinar” una especie de unidad de acción del centro derecha, esto es, la confluencia del PP con Ciudadanos, a cuyo presidente ha llegado a presentar como el nuevo líder de ese espectro político.

Sólo entre las posiciones más cercanas a Vox encuentra algo de respaldo

Es precisamente entre los encuestados que se sitúan más a la derecha donde más apoyos encuentra. Porque si bien al 59,4 por ciento no le gustaría su vuelta, un 35,1 se muestra partidaria. Se trataría de la posición más cercana a Vox, partido formado por dirigentes y sectores críticos a Rajoy, liderado por Santiago Abascal y que lucha por abrirse camino en las instituciones.

Ni siquiera en el centro-derecha del que tanto habla Aznar recaba adhesiones. Lo rechaza el 81,1, mientras que el 90,1 por ciento de los que se autoposicionan de centro prefiere también que se mantenga al margen de la actividad política. En fin, el rechazo es tanto y tan irrefutable que mejor haría el actual presidente de FAES con mantenerse en sus cuarteles de invierno.

FICHA TÉCNICA

  • Ámbito – Nacional.
  • Universo – Población española de 18 años o más.
  • Recogida de información – Se han utilizado dos modalidades de recogida de información complementarias: entrevistas telefónicas y entrevistas online.
  • Tamaño y distribución de la muestra – 1.019 entrevistas. Para cada una de las modalidades de recogida de información se han aplicado cuotas específicas de la población representada por cada una de ellas de sexo y edad, actividad laboral, zona geográfica y tamaño de hábitat.
  • Error muestral – Partiendo de los criterios del muestreo aleatorio simple y para un nivel de confianza del 95.5% (dos sigmas) y en la hipótesis más desfavorable (p=q=50), el margen de error para los datos en el total de la muestra es del ±3,1%.
  • Trabajo de campo – Llevado a cabo por entrevistadores de Dymphone, división de DYM especializada en estudios telefónicos, la segunda semana de junio de 2018.

*Prensa Ibérica es editora de: Diari de Girona, Diario de Ibiza, Diario de Mallorca, Empordà, Faro de Vigo, La Nueva España, Información, La Opinión A Coruña, La Opinión de Málaga, La Opinión de Murcia, La Opinión de Tenerife, La Opinión de Zamora, La Provincia/DLP, Levante-EMV, Mallorca Zeitung, Regió 7 y Superdeporte.