Ana Mato: “Nunca me han juzgado y nunca me han condenado”

La ex ministra Ana Mato, durante su comparecencia sobre la financiación irregular del PP en el Congreso.

La ex ministra de Sanidad Ana Mato se ha negado una y otra vez a hablar de su “vida privada” en el Congreso de los Diputados pese a que su ex marido, Jesús Sepúlveda y ex alcalde de Pozuelo, ha sido condenado por la trama Gürtel, así como ella como partícipe a título lucrativo. Una condena que ella se ha negado a admitir: “Nunca me han juzgado y nunca me han condenado”, ha sentenciado rotunda en la comisión sobre la financiación irregular del PP. “Perdone pero sí le han juzgado y sí le han condenado como partícipe a título lucrativo. No sé por qué se empeña en negar algo que está en la sentencia“, le ha corregido el portavoz de Unidos Podemos en la comisión, Juan Pedro Yllanes.

Mato no ha querido rebatir a Yllanes, jurista de formación, y ha reconocido que no se ha leído la sentencia, pero que sus abogados le dijeron que la participación a título lucrativo significaba “que yo no tengo nada que ver con eso y que yo desconocía los hechos”. Ha insistido, además, en que dicha sentencia solo se refiere a ella en apenas folio y medio de los más de mil que la conforman, justificando así su falta de participación en Gürtel. No obstante, ha señalado que “no me gustaría estar en esos cinco párrafos porque no creo que me lo merezca”, por lo que ha recurrido la sentencia.

Una de las frases que ha repetido la ex ministra ha sido que “yo no me he beneficiado de nada” y ha culpado a su ya ex marido Jesús Sepúlveda. “Él es el que se beneficiaba, lo que pasa es que teníamos bienes gananciales porque antes lo hacíamos así. Si volviera a casarme haría separación de bienes”, ha argumentado.

Mato ha destacado su afán por el servicio público, que ha mantenido durante más de tres décadas de profesión política, y ha asegurado que por ese afán nunca se ha preocupado por el beneficio de una sola persona, sino por la del conjunto de los ciudadanos. “Yo no digo que yo haya sido ejemplar, pero lo intento. Nunca en mi vida política me han acusado de falta de ejemplaridad”, ha añadido. En este sentido, se ha mostrado esperanzada en que finalmente el juez le retire la condena a título lucrativo porque, a su juicio, “a las personas hay que juzgarlas por lo que hacen, no por lo que hagan las personas de su alrededor ni sus parejas”.