Mas avisa a Sánchez que recuperar el Estatut del 2010 es insuficiente e “inasumible”

Artur Mas dimite como presidente del PDeCAT.

El ex presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha elevado hoy el tono de las exigencias nacionalistas a Pedro Sánchez. Cuando todavía no se ha producido la votación de la moción de censura Mas ha advertido en la oferta de recuperar el Estatut de 2010 “es inasumible y no tiene demasiado sentido. Nuestro techo de aspiraciones es mucho más alto” ha advertido el también ex presidente del PDeCat.

Artur Mas enfriaba así la posible euforia socialista por el acercamiento escenificado ayer entre Pedro Sánchez y Carles Campuzano durante el debate de la moción de censura, en el que el líder socialista ofreció una mano tendida al diálogo con dos propuestas: recuperar el Estatut anterior a la sentencia del Tribunal Constitucional y las leyes autonómicas recurridas por el Gobierno del PP durante la última legislatura.

Mas ha asegurado sentirse “contento” por la derrota de Mariano Rajoy, al que ha afeado su ausencia del debate durante la tarde de ayer: “lo que hizo ayer durante horas en un restaurante es Rajoy en estado puro, es decir, un pasota” ha considerado Mas, que ha cuestionado además la capacidad de liderazgo del todavía presidente del Gobierno.

El ex presidente catalán cree que, pese a las dudas que le genera el PSOE, “era necesario sustituir el tándem PP-Ciudadanos” por el integrado por PSOE y Podemos, partido al que ha recordado su defensa del “derecho a decidir”, y ha considerado que pese a sus suspicacias este relevo permitirá la menos recuperar el diálogo institucional entre Gobierno y Generalitat. Pero también se ha mostrado escéptico respecto al alcance de ese diálogo: “No veo al PSOE hablando seriamente de derecho a decidir. Susana Díaz es quien es, y los barones están ahí” ha advertido tras recordar las críticas de Alfonso Guerra a Quim Torra, al que ha tachado de nazi esta misma semana.

Propuesta del Círculo de Economía

Las reticencias de Mas a recuperar la senda del Estatut contrastan sin embargo con la propuesta que esta misma semana ha lanzado el Círculo de Economía, un texto en el que se aboga por reconducir la crisis con un nuevo Estatuto catalán. Un texto que según el Círculo debería incorporar el “reconocimiento nacional” de Cataluña y tener rango de “constitución catalana”.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, que ayer inauguró la jornada anual del Círculo en Sitges coincidiendo con la moción de censura, aceptó el envite y agradeció la propuesta del empresariado catalán, al que reclamó que defienda también esta vía mañana “si finalmente viene alguien del Gobierno”. Mariano Rajoy debía clausurar mañana las jornadas de Sitges, pero su presencia tras la moción de censura está ahora en el aire.