La oposición se planta y acusa a Cifuentes de “desvirtuar” el debate de la moción

Ramón Espinar y Cristina Cifuentes, en la Asamblea de Madrid.

La estrategia de Cristina Cifuentes frente a la moción de censura ha pasado por acaparar el debate y que los consejeros del Gobierno intervengan, diluyendo así el discurso de la oposición. Para llevarla a cabo se han valido de una interpretación del reglamento de la Asamblea de Madrid que establece que los miembros del Consejo de Gobierno podrán intervenir siempre que lo soliciten. Una interpretación de la Presidencia de la Cámara que sin embargo ha sido cuestionada por la oposición, que ha lanzado quejas por la decisión y cuyos representantes en la Mesa de la Cámara han llegado a abandonar la cámara en señal de protesta.

Después de varios enfrentamientos sobre este asunto a lo largo de la mañana, los tres vicepresidentes de la Mesa de la Asamblea madrileña -de C’s, Podemos y PSOE- han pedido al mediodía a la presidenta de la Cámara, Paloma Adrados, convocar una reunión para discutir sobre el asunto. Una petición que ha sido rechazada por la presidenta de la cámara y diputada del PP, que ha alegado que es ella quien dirige los debates. Los miembros de la mesa de Podemos y PSOE han mostrado su repulsa a esta decisión y han tenido gestos en señal de protesta a lo largo de la tarde, cuando han abandonando la Cámara en todos los momentos en los que se “malogre” el reglamento con la intervención de los miembros de Gobierno.

También Ciudadanos se ha mostrado contrario a la actuación del PP. Su portavoz en la Asamblea, Ignacio Aguado, ha criticado en su intervención la actitud del PP, al que ha atribuido la intención de hacerles”perder el tiempo”. “Veo que el PP se suma a la fiesta de perder el tiempo, a ver si van a salir todos los consejeros”, ha ironizado Aguado.

Si por la mañana ha intervenido en numerosas ocasiones el consejero Ángel Garrido, a primera hora de la tarde se han sumado los consejeros Engracia Hidalgo y Jaime González Taboada; posponiendo las intervenciones de los grupos hasta más allá de las cuatro y media de la tarde. El vicepresidente segundo de la Mesa, Modesto Nolla, ha denunciado en los pasillos de la Asamblea que se está “desvirtuando el sentido de este debate”, y ha explicado la razón de la polémica, asegurando que Adrados apela en su interpretación a un artículo (el 113.6) que va destinado a los plenos ordinarios, y no a los debates extraordinarios como éste.

La presidenta de la Asamblea de Madrid se refiere al artículo 113.6 del reglamento para permitir la intervención “cuando quieran” de los miembros del Gobierno.Dicho artículo establece que “los miembros del Consejo de Gobierno podrán intervenir en los debates siempre que se soliciten”, en el apartado siguiente, el 113.7, resalta que el artículo sólo será de aplicación “si no hubiera precepto específico regulador de un debate”. El artículo que regula la moción de censura, el 189, no hace referencia a la intervención de miembros de Gobierno, y sólo establece que “podrá intervenir un representante de cada Grupo Parlamentario que lo solicite, por treinta minutos”.

Sin embargo, existe un capítulo del reglamento dedicado exclusivamente a la moción de censura que no contempla la intervención del Gobierno en ningún caso. De esta forma, interpretan que debería aplicarse la ley específica para este tipo de medidas. “Una ley especial deroga la primera, eso es principio de derecho”, ha destacado Laura Díaz Román, vicepresidenta de Podemos en la Mesa de la Asamblea, que adelantó que “cada vez que se tuerza la normativa del reglamento, nos levantaremos de la Mesa de presidencia”. La dirigente de Podemos también ha asegurado que el Gobierno no tiene por qué intervenir en el debate de una iniciativa de este tipo, apelando a que para ello ya hay mecanismos como la cuestión de confianza, una propuesta que debería ser propuesta por el propio Gobierno para medir su respaldo en la cámara.

El diputado socialista José Manuel Franco ha vuelto a reprochar a la presidenta en el debate su “sospechosa interpretación de reglamento” destinada a su juicio a “desnaturalizar” el debate de la moción: “Ustedes quieren hacer de esto un debate del Estado de la Región”, ha reprochado.

//platform.twitter.com/widgets.js

En declaraciones a los medios en los pasillos, Cifuentes ha criticado la postura de la oposición, señalando que es un intento de “amordazar al Gobierno”. “El Gobierno no sólo tiene derecho sino la obligación de explicar a los madrileños por lo que creemos que la moción no tiene ningún fundamento”, ha reseñado. En este punto, ha repasado el diario de sesiones de la única moción de censura que se celebró en 1987 en la cámara regional madrileña contra el entonces presidente Joaquín Leguina. Por entonces, intervinieron cinco consejeros de Gobierno, “entre ellos el consejero Ramón Espinar Gallego”, padre del secretario general de Podemos en la Comunidad, ha recordado.

 

La entrada La oposición se planta y acusa a Cifuentes de “desvirtuar” el debate de la moción aparece primero en El Independiente.