Iberdrola, a la conquista de Brasil

Sede de Iberdrola.

Brasil ha sido en los últimos años tierra de oportunidades y también de preocupaciones para un gran número de compañías españolas. El elevado crecimiento de la economía del gigante sudamericano se convirtió, en los años posteriores al estallido de la crisis financiera, en una vía de escape para un amplio número de cotizadas españolas, mientras que la recesión de los últimos años ha generado innumerables dolores de cabeza.

Sin embargo, son pocas las empresas que hayan decidido revertir su apuesta por el mercado brasileño. Al contrario, la convicción de que sigue encerrando notables oportunidades ha animado a una elevada proporción de grupos con presencia en el país a incrementar su peso en la región.

Iberdrola es una de las empresas que ha hecho una apuesta más decidida por Brasil en los últimos tiempos. Y esta semana ha dado un nuevo paso en su estrategia en este mercado, al acordar la integración de Neoenergía y Elektro, las dos compañías a través de las que opera en el país. La eléctrica española tendrá el control del 52,45% del nuevo grupo, que será líder en el mercado brasileño.

La fusión de las filiales brasileñas de Iberdrola crea un grupo líder en este mercado

Como explica Luis Padrón, analista de Ahorro Corporación, “la integración permite constituir la principal compañía brasileña en puntos de suministro con 13,4 millones de clientes, en un área de servicio de casi 43 millones de población, en un área de concesión de 836.000 kilómetros cuadrados y una red de distribución de 585.000 kilómetros”.

Entre los puntos positivos de la medida, en Bankinter destacan el incremento de la contribución de las actividades reguladas en Neoenergia, que supondrá el 76% del Ebitda del nuevo grupo; el aumento de la exposición de Iberdrola a un mercado de fuerte crecimiento -esperan crecimientos de doble dígito en la nueva compañía-; unas sinergias estimadas en el 5% de los gastos operativos netos del nuevo grupo; una mejora en la generación de flujos de caja de Iberdrola y una mejora de las ratios financieras de Iberdrola.

También en Fidentiis mantienen una visión positiva sobre la fusión de ambos grupos. “La nueva empresa tiene un perfil de crecimiento atractivo, se espera que la base de activos regulados crezca a 24.000 millones de dólares desde los actuales 14.100 millones de euros y la esperada salida a bolsa dará una señale de valoración interesante y oportunidades adicionales de participar en la consolidación del mercado”.

Así, las mayores dudas en torno al acuerdo es si éste será suficiente para animar a un valor que ya muestra un impecable comportamiento en bolsa. Iberdrola se mueve en zona de máximos históricos, tras escalar más de un 17% en el año.

La operación refuerza las valoraciones de un grupo que se mueve en máximos históricos en bolsa

“Creemos que el acuerdo es positivo, ya que desbloquea una situación que se ha mantenido durante años y permite a Iberdrola tomar el control total de ambas compañías y mejorar la gestión operativa”, comentan en Alantra, donde, no obstante, advierten de que “actualizaremos nuestras estimaciones una vez que el acuerdo esté cerrado, pero nuestra impresión es que los cambios no serán considerables”.

Más optimistas, en cambio se muestran en Bankinter: “Las valoraciones de Iberdrola podrían verse revisadas al alza en próximas semanas como consecuencia del fuerte crecimiento esperado para renovables y el impacto positivo de las recientes operaciones corporativas, como ésta anunciada en Brasil. Por esta razón y por la atractiva rentabilidad por dividendo (4,7%), mantenemos la recomendación de comprar sobre la acción”, indican.

De este modo, la apuesta de Iberdrola por conquistar el mercado brasileño puede darle las herramientas necesarias para alcanzar cotas inexploradas en bolsa.

La entrada Iberdrola, a la conquista de Brasil aparece primero en El Independiente.